Weekly News

Proponen castración química para inhibir delitos sexuales

18 de julio de 2008.

La castración química debe considerarse más como una medida de seguridad que como un castigo, sostuvo el académico Pablo Sergio Rebollo Munguía, de la Facultad de Derecho de la UNAM.

En un comunicado, indicó que este método ha probado su eficacia en países europeos, y México puede adoptarlo para inhibir ciertos delitos, en especial sexuales, en los que la violencia tiene un fuerte componente hormonal.

El experto mencionó que, según cifras de las procuradurías generales de la República (PGR) y de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), cada hora se comete una violación, por ello la propuesta es reducir esa conducta al disminuir la cantidad de testosterona en la sangre con fármacos conocidos genéricamente como antiandrógenos.

Indicó que existen dos propuestas para establecer la castración química en México, una en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) y la otra en Chihuahua, y advirtió que en ambos casos las administraciones la pretenden adoptar como una pena, pero así no funciona.

La idea principal, explicó, es que mientras el involucrado esté sujeto a una medida de seguridad no se le recluya. El tratamiento, dijo, debe durar al menos cuatro años y la persona debe encontrarse en un estado de libertad condicional.

Sin embargo, aclaró que pese a que el inculpado puede gozar de ese beneficio al estar bajo tratamiento, en el momento que no cumpla con las restricciones y medidas que el juez imponga pierde esa condición y es puesto tras las rejas.

El especialista consideró que si bien hay quienes debe estar recluidos para proteger a la sociedad, la cárcel ha demostrado su ineficacia para determinados delincuentes, como los violadores.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles