Weekly News

Jorge Villamizar supera la crisis

25 de julio de 2008.

Si algo aprendió Jorge Villamizar durante la producción de su disco debut homónimo, del que se desprende su sencillo Ninguna, fue a disfrutar los diferentes procesos de la vida, luego de la desintegración de la banda Bacilos.

Y es que el cantautor no sólo tuvo el reto de superar crisis emocionales, también la de asimilar la fama y replantearse lo que quería como músico, después de haber “ganado su primer millón” (como dice su canción).

“Me quedó claro que tengo que competir contra un éxito bastante grande, pero los procesos son interesantes. Muchas veces uno está enfocado en los resultados, y se nos olvida que éstos son tan efímeros”, comentó Villamizar.

En ese proceso de replanteamiento, Villamizar se dedicó a reorganizar su vida personal y profesional, y a definir qué camino quería seguir.

“Hice una reevaluación. En ese tiempo escribí, seleccioné temas y armé el disco. Encontré al productor Richard Blair (quien trabajó en los estudios de Peter Gabriel, y es líder del grupo Sidestepper), y salió muy bueno. Estoy muy contento con lo que logramos”, destacó.

Incluso, el músico recordó que se implantó una nueva forma de trabajar a la hora de componer. “Gran parte de este disco es producto de unas sesiones que organicé yo mismo, una en Miami y una en París, y se basaban prácticamente en trabajar diariamente en la composición, y en el desarrollo de demos”, indicó. En cuanto a la línea sonora que eligió para su primer álbum en solitario, refirió que buscó un sonido mucho más electrónico, pero sin perder la esencia latina que ha caracterizado su propuesta.

“Definitivamente, quería un cambio y Bacilos fue una banda muy latina, siempre buscamos latinizarnos al máximo”, apuntó.

Jorge Villamizar tomó su guitarra, y abrió su corazón. A través de sus canciones, el compositor colombiano compartió algunos momentos de sus crisis emocionales, y existenciales.

Viejos amores, el renacer como músico, y hasta su sentir como un inmigrante latino en Estados Unidos fueron los tópicos que el ex Bacilos abordó en su álbum debut solista que lleva su nombre, y cuyos cortes presentó en vivo en un recital acústico.

“Lo que más hago en la vida es darme palo, soy muy crítico conmigo mismo... también soy muy malo para las relaciones grandes”, dijo el músico a los asistentes, mientras se preparaba para interpretar el tema Pequeños Romances. En cada una de las piezas, Villamizar hizo una pequeña sinopsis de la historia que engloba estos, convirtiéndose así en el narrador de su propia vida.

Está claro que la musa inspiradora para algunos de los temas que conforman ese su primer disco solista, producido por Richard Blair, es ni más ni menos que Julieta Venegas, con quien el cantautor estuvo casado.

De hecho, Villamizar invitó a Venegas a coescribir la canción Dime Quién, y la incluyó en este álbum.

“Julieta Venegas y yo somos buenos amigos, yo la quiero mucho... el mundo de la relaciones personales no necesariamente tiene que separarse de las relaciones profesionales. Más que en lo musical, lo que hemos hecho juntos es escribir... es algo más personal”, dijo.







Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles