Weekly News

Cuauhtémoc Blanco deslumbra en juego de estrellas

25 de julio de 2008.

El futbolista mexicano Cuauhtémoc Blanco se ha confirmado como la estrella con más brillo de la MLS, por encima de David Beckham y de quien le pongan enfrente, ya sea compañero o rival.

Al mexicano le han bastado 45 minutos –por noventa que ha jugado el inglés–, para dejar claro que tiene el futbol para regalar tardes de ensueño aun cuando su equipo, el Chicago Fire, no sea uno de los mejores de la liga. Blanco se ganó el reconocimiento al elemento más valioso del juego en el que las estrellas de la MLS derrotaron 3-2 al West Ham United de Inglaterra, en encuentro disputado en Toronto, Canadá.

¿Cómo?

Cuauhtémoc se mandó un espectacular pase (“de taquito”) para gol y una anotación no menos impresionante. “Se trata de un excelente jugador del Chicago y el jugador más valioso de este juego de estrellas”, comentó Don Garber, comisionado de la MLS y encargado de dar el trofeo al ex atacante del América y la Selección Nacional.

“Estoy muy feliz, gracias a la gente que siempre me ha apoyado. Me siento muy contento por haber estado aquí, quiero agradecer a todos mis compañeros por su ayuda”, comentó el mexicano mientras la afición de Toronto le rendía pleitesía por lo hecho sobre el terreno de juego.

Lo poco expresivo que es Cuauhtémoc frente a los micrófonos nada tiene que ver con la imagen que proyecta con el balón en los pies. La magia de Blanco fue suficiente para hacer que los de la MLS se impusieran al West Ham, que se había ido al frente en el marcador al minuto 26 por conducto de Dean Ashton.

Un minuto después, Beckham se combinó con Blanco, en junta de titanes, y el mexicano se sacó un pase con el talón para que Christian Gómez igualara el marcador. Después de lo mostrado ayer, no hay técnico que no quisiera en su equipo la sociedad Blanco-Beckham. Mientras este par le daba vuelo a la emoción en las gradas, Landon Donovan observaba desde la banca.

El mexicano marcó el segundo para los de la MLS en jugada personal por izquierda. Ingresó al área, recortó a su marcador y con categoría (parte interna) colocó el esférico en el ángulo. Un soberbio gol que le valdría la designación al jugador más valioso del partido de las estrellas.

Ashton (minuto 67) igualó para el West Ham, mientras que el local Dwayne De Rosario, desde los once pasos (69’) marcó el tercero y definitivo para la escuadra de la Major League Soccer, una liga que se mueve al ritmo que Cuauhtémoc Blanco quiere.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles