Weekly News

Reubicará el Gobierno pueblos en riesgo por cambio climático

28 de julio de 2008.

El Gobierno Federal alista Atlas de Riesgos que deberá concluirse en 2009 para seguir con el plan de desplazamiento gradual; identifican a 188 municipios en estas condiciones.

El presidente Felipe Calderón lanzará un plan para reubicar pueblos o pequeñas ciudades completas de las zonas costeras bajas, en especial los llamados asentamientos irregulares, tanto del Golfo de México como del Pacífico, que se encuentran altamente expuestos al riesgo de inundaciones derivado de fenómenos hidrometeorológicos extremos como huracanes, ciclones o elevación del nivel del mar.

El desplazamiento “gradual” de los asentamientos humanos se iniciaría luego de concluir un “Atlas de Riesgos” para determinar el número de centros poblaciones y habitantes que viven en extensiones de suelo con media y alta exposición a los peligros naturales, sobre todo, en planicies inundables e incluso de cauces de ríos en el altiplano o las llanuras costeras en estados como Chiapas, Nayarit, Oaxaca, Tabasco, Veracruz, entre otras.

El estudio para identificar e inventariar los asentamientos irregulares ubicados en zonas de riesgo estaría a cargo de las Secretarías de Desarrollo Social, y Comunicaciones y Transportes, Petróleos Mexicanos, Comisión Federal de Electricidad y gobiernos estatales, y deberá estar listo a más tardar en 2009, aunque a la fecha ya se tienen identificados 188 municipios en estas condiciones.

El esquema de este plan está incluido en el Programa Especial de Cambio Climatológico 2008-2012 (PECC) y será presentado por el presidente Calderón en los próximos días.

El programa se plantea que los costos de la reconstrucción o la recuperación de los recursos perdidos año con año en estas zonas pueden ser hasta seis o siete veces mayores a lo que se gastaría para la prevención de riesgos.

Este es el resultado, señala el documento, de la “precaria cultura de la prevención económica de los riesgos y del incipiente análisis económico de los costos previsibles de los efectos de cambio climático en la economía mexicana”.

Prueba de ello, dice el texto, es que actualmente sólo seis entidades federativas disponen de un Atlas de Riesgos; sólo 15% de los Programas de Desarrollo Estatal incluye medidas para la reducción del riesgo de desastre; y sólo uno de cada diez programas de Desarrollo Municipal contempla este tipo de medidas.

El secretario técnico de la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático advierte que en México los eventos hidrometeorológicos extremos se han incrementado durante las últimas tres o cuatro décadas, en especial en los últimos cinco año, cuyas pérdidas resultaron ser cinco veces mayores que el promedio correspondiente a la primera mitad de la década de los años 60.

Este secretariado técnico está integrado por las secretarías de Agricultura, Comunicaciones y Transportes, Energía, Desarrollo Social, Medio Ambiente y Hacienda, entre otras.

Incluso prevé que se intensifiquen los huracanes y en general los fenómenos naturales poniendo en riesgo extensas regiones costeras del país.

Además, el citado programa propone canalizar la nueva demanda de suelo para vivienda (82 mil 800 hectáreas en 2012, y 301 mil 290 en 2030, así como 200 mil 860 para desarrollo urbano) hacia regiones diferentes a las costeras del país altamente vulnerables.

Para ello, Desarrollo Social y Medio Ambiente tienen el encargo de incrementar la oferta de suelo apto y seguro para el desarrollo urbano que asegure la consideración de los peligros naturales y la vulnerabilidad ante el cambio climático, mediante la constitución de nuevas reservas territoriales y nuevos inventarios de suelo.

Hacia esos lugares que estarán definidos en los próximos tres años serán desplazados los centros poblacionales que hoy ocupan zonas costeras.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles