Weekly News

Sacude a Irak ola de atentados; mueren 52

29 de julio de 2008.

Cuatro ataques suicidas, tres de ellos perpetrados por mujeres, y una bomba detonada al lado de una carretera causaron ayer por lo menos 52 muertos y más de 300 heridos, dijeron las autoridades

Los ataques fueron un golpe para los recientes avances en materia de seguridad, que situaron la violencia en sus niveles más bajos en cuatro años.

Las tres atacantes suicidas detonaron sus chalecos cargados de explosivos en medio de una procesión en Bagdad, momentos después que fuera detonada una bomba al pie de una carretera, dijeron las autoridades iraquíes.

En la ciudad Norteña de Kirkuk, murieron 25 personas y 185 resultaron heridas al ocurrir una detonación en medio de una multitud de kurdos que protestaban contra una Ley electoral provincial.

Las autoridades iraquíes declararon el toque de queda en Bagdad y en Kirkuk después de los ataques. Fuentes del centro de operaciones en Bagdad, citadas por la agencia, señalaron que el toque de queda entró en vigor en la capital y alrededores desde las 05:00 horas local de ayer (01:00 horas GMT) hasta las 05:00 horas local del miércoles y afectará sólo a vehículos y motocicletas.

Mientras que en Kirkuk la medida incluye a caminantes y vehículos, y que entró en vigor a 17:00 horas local (13:00 horas GMT) de ayer hasta las 07:00 horas local de hoy (03:00 horas GMT).

Los hechos más violentos se registraron en la capital, donde por lo menos 26 peregrinos shiies perecieron y otros 117 resultaron heridos, según fuentes médicas, en tres explosiones que se produjeron con pocos minutos de diferencia.

Mientras que la bomba detonada al pie de una carretera mató a cuatro civiles cerca de Balad Ruz, a 70 kilómetros al Noreste de Bagdad, dijo la Policía.

En Kirkuk, al menos 22 personas perecieron y otras 187 resultaron heridas en un atentado protagonizado por un desconocido que llevaba un cinturón de explosivos y que lo hizo detonar en el Centro de la ciudad, y un tiroteo posterior.

Los ataques en Bagdad ocurrieron mientras decenas de miles de feligreses avanzaban hacia un santuario para asistir a una ceremonia anual por el aniversario luctuoso de un santo del siglo VIII, que tiene su momento culminante hoy.

“Hacia las 8 de la mañana (05:00 GMT) tres mujeres atacantes suicidas detonaron sus cargas entre los peregrinos que se dirigían a Kazimiyah”, dijo el principal vocero militar en Bagdad, el brigadier general Qassim al Moussawi, en una declaración distribuida por Internet.

La mayor parte de los muertos era de mujeres y niños, dijeron la Policía y los funcionarios de salud.

“Oí cómo lloraban y gritaban mujeres y niños y vi una mujer calcinada mientras yacían cadáveres por todas partes en la calle en medio de charcos de sangre”, dijo en el hospital donde era atendido Mustapha Abdullah, un hombre de 32 años herido en el estómago y las piernas.

Fue el ataque más mortífero perpetrado en Bagdad desde el 17 de junio, cuando un camión cargado de explosivos mató a 63 personas en Hurriyah, un barrio escenario de los peores brotes de violencia entre shiies y sunies en 2006.

Niegan kurdos responsabilidad de ataques en Estambul El Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) negó ayer su responsabilidad en el doble atentado

de la víspera en la ciudad turca de Estambul, que dejó al menos 17 muertos y más de 150 heridos. Pese a que el Gobierno turco aseguró que todo apunta a que el atentado en Estambul habría sido causado por los rebeldes kurdos, el líder del PKK en Europa, Zubeyir Aydar, se desvinculó por completo de la autoría y ejecución del ataque.

Aydar condenó lo sucedido el domingo en Estambul y aseguró que “el movimiento kurdo no está implicado en este ataque”, según un reporte de la edición digital del Turkis Daily News. El líder kurdo aseguró que el doble atentado ocurrido en Estambul era obra de fuerzas siniestras, con las que el PKK no tiene vínculo alguno y responsabilizó al grupo Energenekon, que ha lanzado una serie de ataques y actos violentos para desestabilizar al Gobierno.

Pese a las afirmaciones de Aydar, el gobernador de Estambul, Muammer Guler, informó ayer por la mañana en la Oriental ciudad turca que la Policía está casi segura que las explosiones fueron causadas por miembros del PKK.

“Hay signos de relación con el grupo separatista y se está trabajando sobre ello”, señaló Guler



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles