Weekly News

Fuerte sismo sacude a Los Ángeles

30 de julio de 2008.

Un intenso terremoto sacudió ayer el Sur de California y obligó a realizar evacuaciones cautelares, pero no se informó de víctimas ni daños.

El sismo, ocurrido a las 11:42 de la mañana, se sintió desde Los Ángeles hasta Tijuana en México, y más levemente hacia el Noreste en Las Vegas.

La información preliminar del Servicio Geológico de Estados Unidos dio una magnitud de 5.8, pero luego la corrigió a 5.4 grados Richter. El epicentro fue ubicado a unos 47 kilómetros al Sureste de Los Ángeles.

Diez remezones se sucedieron en los doce minutos siguientes, incluyendo tres calculados en 3.8 grados. El Servicio Geológico estimó que el sismo se produjo a 15 kilómetros bajo de la superficie terrestre.

“Ciertamente causó grietas en los muros enyesados y la rotura de las ventanas, pero seguramente no provocó daños estructurales”, dijo la sismóloga Kate Hutton en la oficina de SGES en Pasadena.

El sismo Whittier Narrows, con magnitud de 5.9, en 1987 fue el último de considerable magnitud que sacudió el área. Ese sismo dañó extensamente edificios más antiguos y casas en poblaciones al Este de Los Ángeles.

“Nos habíamos olvidado de la sensación que causa un sismo de gran intensidad, por lo menos yo”, dijo Hutton. “Es una preparación para el verdaderamente grande que ocurrirá algún día”.

“Hemos sido afortunados”, manifestó el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, en una rueda de prensa en la que afirmó que no se produjeron heridos ni daños de consideración por el sismo, aunque personal del estado aún está revisando las infraestructuras para valorar sus efectos.

“Estamos preparados ante los desastres y tenemos una rápida capacidad de reacción”, indicó Schwarzenegger, quien recomendó a las familias que tuvieran un plan de evacuación para estos casos.

El alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, de vacaciones en Londres, aseguró que todas las agencias locales continúan en alerta por un movimiento telúrico que, en palabras del edil, “podría haber sido peor”.

El vocero del Departamento de Bomberos de Los Ángeles Brian Humphrey dijo que no hubo informes de daños o heridos en esa ciudad. Los condados de San Bernardino y San Diego tampoco los recibieron.

En el momento del terremoto, algunos edificios del Centro de Los Ángeles oscilaron durante varios segundos. Los trabajadores evacuaron rápidamente algunos edificios de oficinas.

“Fue espectacular. Todo el edificio se movió y duró un rato”, comentó el vocero del alguacil del condado de Los Ángeles, Steve Whitmore.

En el condado de Orange, unos dos mil detectives asistían a una conferencia sobre pandillas en un hotel de Anaheim cuando el edifico tembló.

Mike Willever, que estaba en el hotel, dijo que “primero oímos temblar el techo, después la araña de luces osciló, y enseguida hubo un súbito movimiento en el piso”.

Chris Watkins, de San Diego, dijo haber sentido varios terremotos en el pasado, pero “éste fue uno de los peores”.

Delegados y huéspedes en varios hoteles cerca de Disneylandia salieron a las calles inmediatamente después del temblor.

En Tijuana, Baja California, también se sintió el movimiento. Alfredo Escobedo, director del Sistema de Protección Civil del estado, dijo que su oficina no tenía reportes de daños ni heridos.

Como precaución, las autoridades evacuaron varios edificios, entre ellos el ayuntamiento, algunos negocios y unidades habitacionales.

“Yo estaba en el piso hasta arriba, sentada en mi escritorio cuando sentí que la silla se movió y las paredes empezaron a tronar. No me asusté; me quedé tranquila esperando que nos evacuaran”, dijo María Teresa Abreu, recepcionista del Ayuntamiento.

El terremoto de Northridge en 1994 bajo el valle San Fernando tuvo magnitud 6.7. Dejó 72 muertos, más de nueve mil heridos y daños materiales por 25 mil millones de dólares.

El daño de un sismo depende en gran medida de dónde se produce. Un terremoto de magnitud 7.1, mucho más intenso que el de Northridge, hizo impacto en el desierto de Mojave en 1999, pero apenas causó unos pocos heridos.

Esperan gran sismo

California se encuentra situada en una zona de alta actividad sísmica, recorrida entre otras por la famosa Falla de San Andrés, responsable del gran terremoto que destrozó San Francisco en 1906, y los científicos prevén un fuerte movimiento telúrico en los próximos años.

En un estudio científico publicado en mayo pasado, en el que trabajaron 300 investigadores, se aseguraba que el Sur de California tiene un 99% de posibilidades de sufrir en cualquier momento un terremoto devastador, el llamado “big one” (que podría rondar una magnitud de ocho grados en la escala de Richter).



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles