Weekly News

Siguen cancelaciones en Lufthansa tras la huelga, amenazan nuevos conflictos

2 de agosto de 2008.

La compañía aérea alemana Lufthansa deberá afrontar hasta el lunes más de un centenar de cancelaciones diarias, pese al acuerdo que puso fin ayer a la huelga del personal de cabina y tierra, mientras se perfila un nuevo conflicto con los pilotos.

"Hay algunas irregularidades a subsanar aún en las tareas de mantenimiento y de facturación", indicó un portavoz de la aerolínea, según el cual la plena normalización del servicio podría demorarse hasta quince días.

Lufthansa y el sindicato del sector servicios Ver.di alcanzaron ayer, quinto día desde el inicio de la huelga indefinida, un acuerdo que contempla un aumento salarial en dos fases, que supone una subida global del 7.4 por ciento en casi dos años.

Sin embargo, el acuerdo no zanja complemente el conflicto del personal de cabina, ya que el segundo sindicato que representa este sector, Ufo, no lo ha refrendado porque lo considera insuficiente.

La primera subida aprobada por Lufthansa y Ver.di será del 5,1 por ciento y tendrá efectos retroactivos con fecha del 1 de julio, y el segundo se realizará a partir de julio de 2009 y será del 2,3 por ciento.

Además, se acordó una paga extraordinaria única que oscilará entre el 1.5 y el 2.4 por ciento, dependiendo del departamento.

Teniendo en cuenta de que el convenio tendrá una vigencia de veintiún meses, esto implica de facto un incremento de los salarios del 4.2 por ciento anual.

Ufo no acepta este acuerdo y quiere un convenio global que contemple un aumento de hasta el 15 por ciento, entre éste y el próximo año, para los 15 mil trabajadores de ese sector.

Pese a la falta de consenso con Ufo, Ver.di anunció la suspensión de las acciones de huelga para el turno de la mañana del sábado.

Lufthansa advirtió de que el plan de emergencia puesto en marcha, que contemplaba una reducción del servicio del 10 por ciento, no quedaría completamente revocado hasta el lunes, de ahí que deba contarse con unas 120 cancelaciones este sábado y el domingo.

El paro indefinido comenzó el lunes pasado, después de que Ver.di rechazara la oferta de Lufthansa de aumento salarial del 6.7 por ciento en casi dos años, además de una paga extraordinaria única.

El sindicato exigía para unos 50 mil empleados, entre el personal de cabina y tierra, un aumento del 9,8 por ciento y un convenio con una vigencia de sólo un año.

Se calcula que el daño económico de la huelga para Lufthansa ha ascendido a cinco millones de euros diarios y que el coste del aumento salarial será, a partir del segundo año de vigencia, de unos 100 millones de euros.

A ese conflicto se une el de los pilotos de las filiales Eurowings y CityLine, que la semana anterior protagonizaron dos huelgas consecutivas, de 24 y de 36 horas, que obligaron a la cancelación de más de 900 vuelos.

Los pilotos, que asimismo no se rigen por los convenios de Ver.di, quieren incentivar sus acciones de protesta esta semana, según el semanario Der Spiegel, con huelgas de advertencia que podrían extenderse de las mencionadas filiales a la aerolínea matriz, Lufthansa.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles