Weekly News

Refuerzan medidas de seguridad en Xinjiang tras ataque

5 de agosto de 2008.

Las autoridades reforzaron las medidas de seguridad en la provincia occidental de Xinjiang el martes tras un ataque terrorista que dejó 16 policías muertos a escasos días de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Beijing.

Se declaró un estado de alerta total para las dependencias del gobierno, las escuelas y los hospitales de la ciudad de Kashgar y se apostaron policías en las carreteras que conducen a la ciudad, según la agencia de noticias oficial Xinhua.

La policía revisó vehículos y corroboró la identidad de sus pasajeros.

Dieciséis agentes murieron y otros 16 resultaron heridos el lunes en un audaz ataque en el que dos individuos tiraron explosivos contra un grupo de policías de Kashgar, cerca de la frontera con Afganistán y Pakistán, y a gran distancia de Beijing.

Los organizadores de los juegos dijeron que se habían tomado todos los recaudos necesarios para garantizar la seguridad. Los juegos serán inaugurados formalmente el viernes.

La seguridad es una de las prioridades de China, que movilizó cientos de miles de soldados, policías y residentes como parte de una gigantesca operación para resguardar Beijing. Pero el ataque de Xinjiang dejó en claro que hay otros sectores que son vulnerables.

Los dos atacantes arrestados en el lugar del incidente son uigures, un grupo minoritario musulmán, algunos de cuyos miembros han protagonizado violentes rebeliones contra el gobierno chino.

Li Li, portavoz de la oficina de seguridad pública de Xijiang, dijo que este año fueron arrestadas 20 personas sospechosas de terrorismo.

Las autoridades dijeron que el incidente del lunes fue un ataque terrorista. El mes pasado, una agrupación extremista uighur que se cree opera desde un sector montañoso de Pakistán difundió un video en el que amenazaba con lanzar ataques durante los juegos olímpicos.

El canal estatal China Central Television indicó que en el ataque, dos hombres, de 28 y 33 años, habían planeado la acción, robándose un camión recolector de basura y arrollando a un grupo de unos 70 policías que corrían por la calle como parte de su preparación. Luego arrojaron explosivos y atacaron a los agentes con puñales.

Uno de los atacantes perdió una mano al estallarle una bomba de fabricación casera. La policía recuperó luego más explosivos, un arma y "material de propaganda alusivo a una guerra santa", de acuerdo con la prensa estatal.

Las calles de Kashgar se mantuvieron tranquilas el martes.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles