Weekly News

* En espera de los resultados de las pruebas de confianza a polis
* Y las armas en tránsito… ¿para cuando?

5 de agosto de 2008.

La cantaleta de que los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública serían evaluados para saber si son aptos o no para el servicio se ha tardado y mucho…

Tal parece que no ha dado resultados esperados, ya que incluso a la fecha no se conoce si fueron aprobados o no, ni siquiera por los propios regidores en el Ayuntamiento.

De acuerdo a fuentes fidedignas al interior del Cabildo, los propios regidores que impulsaron esta iniciativa de que los oficiales del orden fueran evaluados por los especialistas de la Secretaría de Seguridad Pública Federal, para realizarles las pruebas de confianza basadas en polígrafo, antidoping y entrevistas psicológicas y socioeonómicas, no saben que paso con los exámenes.

A tal grado que desconocen a ciencia cierta incluso el número de agentes, oficiales y mandos de la SSPM que fueron sometidos a esos exámenes, por lo tanto desconocen asimismo quienes pasaron o quienes reprobaron.

Sin embargo pese a que ya hace semanas que estos estudios concluyeron, y como siempre se informa serán las autoridades de la SSPF quienes tienen los resultados y están en la Ciudad de México todavía analizándolos, serán ellos quienes al final entreguen los resultados al propio presidente José Reyes Ferriz y el darlos a conocer vía el cabildo.

Pues ahí se quedan los regidores de la comisión de Seguridad Pública en espera de esos resultados los cuales esperemos no se den a conocer cuando ya haya mas bajas de policías pero no por malos elementos sino por ajusticiamientos provocados por sus propios compañeros de uniforme como en los dos últimos casos que se registraron al interior del grupo Lince.

Y en tránsito las cosas siguen igual, igual, igual, pese la llegada del nuevo jefe Luis Alfonso Mayorga, quien sí ha dejado “jalar” a los muchachitos de tránsito, sin presiones y sobre todo sin amenazas de cese.

Pero una de las cuestiones por las cuales salió de la dirección Díaz Rojero, fue por la falta de apoyos en materia de uniformes, armas y chalecos antibalas.

En eso si las cosas siguen igual, varios elementos portan ya armas de fuego en sus fornituras, pero saben que no se vayan con la finta, por que o son de municiones, de postas o incluso de esas de juguete que parecen de verdad.

Y si acaso traen de arma de fuego, es de sus propiedad, dicen quienes portan esas armas de manera ilegal, “A que me metan al bote, a que muera de un balazo por un malandro, mejor que los wuachos me metan al bote, al cabo de ahí sí salgo y del hoyo nel”.

Así que señores del Municipio, ya se han tardado al entregar las armas a los elementos de la policía vial, no se hagan patos, o están a la espera de una sublevación o de una muerte más de un efectivo de tránsito; si están a la espera de que los federales les autoricen las armas pues mejor hay que buscarse un buen silloncito para esperarlos sentados, por que pues no llegarán… ESTE ES EL DESENTUERTO DEL CASO.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles