Weekly News

Chávez y Fernández suspenden visita a Bolivia por protestas

6 de agosto de 2008.

Los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Argentina, Cristina Fernández, suspendieron su visita a Bolivia ayer tras los disturbios en Tarija, en el Sur del país, donde los gobernantes iban a reunirse con el mandatario Evo Morales, se informó oficialmente.

En otra región del país, cerca de Oruro, dos mineros murieron y 20 resultaron heridos en un bloqueo carretero montado por manifestantes antigubernamentales que chocaron con la Policía.

En tanto, tras la decisión de suspender la visita de los presidentes, los opositores en Tarija se replegaron y el aeropuerto de la ciudad Tarija, que estaba bloqueado, volvió a operar.

El vicepresidente Álvaro García, en una rueda de prensa calificó como “acción provocadora” las protestas de grupos opositores en Tarija, donde los tres presidentes tenían previsto reunirse para reforzar acuerdos energéticos y respaldar a su colega boliviano.

“Entre cien y doscientos manifestantes han provocado problemas en Tarija, hemos suspendido el acto, pero pierde la región porque íbamos a firmar convenios energéticos”, dijo Morales en un acto público en una localidad del Sur fronteriza con Paraguay desde donde tenía previsto viajar al encuentro con sus colegas.

Dijo que en la ceremonia el Gobierno argentino iba a ratificar un crédito por 450 millones de dólares para una planta separadora de líquidos del gas natural.

En Buenos Aires, donde está de visita, el presidente Chávez dijo en rueda de prensa que “con Evo evaluamos la situación con calma, con nervios de acero, con la cabeza fría y le dije: ‘Evo, a esta situación no debemos echarle gasolina’”.

Chávez adujo que la suspensión del viaje fue “por una cuestión de sentido común”.

Más tarde, la presidenta Fernández advirtió que la crisis institucional de Bolivia afecta “la estabilidad de toda la región”, y descartó que la delicada situación en el vecino país derive en cortes en el suministro de gas boliviano a la Argentina.

Fernández manifestó el apoyo “más enfático, nuestro apoyo más profundo al proceso de las instituciones democráticas en la hermana República de Bolivia”.

En Tarija, a 660 kilómetros al Sur de La Paz y uno de los reductos de la Oposición a Morales, manifestantes intentaron tomar el aeropuerto para evitar la visita de los mandatarios.

El líder cívico opositor Reynaldo Bayard declaró a la emisora Erbol que la Policía dispersó con gases lacrimógenos a los manifestantes.

Temprano ayer, dos mineros murieron y unos 20 resultaron heridos en choques con la Policía, cerca de Oruro, a unos 190 kilómetros al Sur de La Paz, cuando las fuerzas del orden despejaron una ruta en el Sur que había sido tomada por los sindicalistas que protestaban contra el Gobierno en demanda de una reforma del sistema de jubilaciones.

El ministro de Gobierno, Alfredo Rada, dijo que los mineros se enfrentaron con dinamita a la fuerza pública que despejó la ruta debido a que cientos de vehículos estaban varados.

Radio Erbol y televisoras locales afirmaron que el segundo fallecimiento ocurrió en un hospital, pero las autoridades no confirmaron el deceso.

Los mineros se replegaron tras ser desalojados de la ruta en Oruro. En esa ciudad grupos afines al Gobierno marchaban ayer en la tarde en apoyo a Morales mientras los obreros continuaban sus manifestaciones en otro sitio de la ciudad.

Los incidentes complicaron más el tenso clima social y político que vive el país previo al referendo del domingo en el cual Morales, su vicepresidente Álvaro García y ocho prefectos (gobernadores), seis de ellos opositores, someterán la continuidad en sus cargos al voto.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles