Weekly News

Mueren 16 policías tras ataque en China

6 de agosto de 2008.

Por lo menos 16 policías murieron y 16 más resultaron heridos ayer en un ataque contra una estación de la Policía fronteriza en la Región Autónoma Xinjiang Uygur, Oeste de China, reportó la agencia de noticias Xinhua.

De acuerdo con el despacho de Xinhua, los atacantes estrellaron un camión en la estación y detonaron dos granadas.

La Policía detuvo a los dos atacantes, uno de los cuales fue herido en una pierna, añadió.

Residentes de la zona dijeron que las autoridades reaccionaron con intensas medidas de seguridad, clausurando calles.

El incidente, registrado en el área de Kashi, ocurrió apenas cuatro días del inicio de los Juegos Olímpicos de Beijing.

El mes pasado, la Policía reportó haber desmantelado cinco grupos terroristas en la región donde ocurrió el ataque. Las autoridades afirmaron que los grupos planeaban sabotear las Olimpiadas.

La Región Autónoma Xinjiang Uygur está poblada por la minoría musulmana sunnita china.

El Gobierno de China aseguró que está plenamente garantizada la seguridad durante los Juegos Olímpicos, que inician el viernes próximo, pese al ataque.

“Hemos reforzado la seguridad en todas las instalaciones olímpicas, incluida la Villa Olímpica. Estamos bien preparados para afrontar cualquier tipo de amenazas y garantizar la seguridad de los Juegos Olímpicos”, afirmó Su Weide, uno de los organizadores de la cita.

Weide, encargado de prensa del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Beijing (BOCOG, por sus siglas en inglés), afirmó que China confía en su capacidad de celebrar unas Olimpiadas seguras y sin problemas con el apoyo de la comunidad internacional.

La Oficina Regional de Seguridad Pública en Xinjiang Uygur tiene indicios de que detrás del ataque está el “Movimiento Islámico del Turkistán Oriental”, que amenazó con realizar actos terroristas, justo antes de los Juegos Olímpicos.

“No conocemos mucho sobre el incidente y necesitamos verificar los detalles con la policía de Xinjiang”, señaló el funcionario chino, tras reiterar que no hay riesgo alguno para los participantes y asistentes a las diferentes disciplinas deportivas.

El Gobierno chino y el BOCOG, agregó, han prestado mucha atención a la seguridad de los Juegos Olímpicos. “Se ha establecido un eficaz sistema de control y hemos estrechado la cooperación en el área del intercambio de información y de la lucha antiterrorista con los demás países, en particular con aquellos que acogieron las Olimpiadas en el pasado”, destacó.

El ataque fue uno de los más cruentos y osados en los últimos años en la provincia de Xinjiang en Asia Central, donde los musulmanes locales han librado una rebelión con hechos de violencia esporádicos contra el dominio chino.

Kashgar, o Kashi en chino, es una ciudad turística que fue un centro de operaciones y reposo para los convoyes que recorrían la Ruta de la Seda, y se encuentra a 130 kilómetros de la frontera con Pakistán, Afganistán y Kirguistán.

Descartan que se llegue al medio millón de turistas

Pekín confiaba en que los Juegos Olímpicos atraerían a medio millón de turistas extranjeros, pero las dificultades de muchos aficionados foráneos para comprar entradas u obtener el visado han echado abajo estas expectativas, y se calcula que el número no superará los 400 mil, informó ayer la prensa estatal.

Wu Jiang, responsable del Comité Organizador de los Juegos citado por el diario “China Daily”, destacó que, basándose en la cantidad de entradas vendidas en el exterior, se esperan entre 300 mil y 400 mil visitantes foráneos durante la cita olímpica, que comienza el próximo viernes, día 8, y termina el 24 de agosto.

El miedo de China a que los Juegos fueran usados por algunos grupos para protestar contra el régimen comunista o cometer actos terroristas aumentó los requisitos para lograr el visado de entrada al país, que antes concedía muchas facilidades a la hora de permitir el acceso.

Las dificultades de expedición de visados aumentaron sobre todo a partir de marzo, coincidiendo con las protestas contra el Gobierno de China y a favor de la independencia del Tíbet que hubo al paso de la antorcha por ciudades como París y Londres.

Otro factor que podría haber influido negativamente, según expertos citados por “China Daily”, son desastres naturales como el terremoto del 12 de mayo en Sichuan (Suroeste de China), suceso que aunque ocurrió a miles de kilómetros de Pekín podría haber despertado temor entre los potenciales visitantes.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles