Weekly News

Eviten abrazos y besos, dicen traductores a visitantes

6 de agosto de 2008.

Si a usted le gusta abrazar, no abuse en China. Siempre use las dos manos cuando presenta o recibe una tarjeta de negocios y evite besar a los amigos en la mejilla.

"Demostraciones públicas de afecto no son una buena idea en China," dijo Jiri Stejskal, presidente de la Asociación Estadounidense de Traductores, quien aseguró que los buenos intérpretes están haciendo valer su peso en el oro olímpico como equilibristas lingüísticos en China.

Un paso en falso cultural puede ser un verdadero campo minado y Stejskal ofrece su consejo a los visitantes olímpicos. "No toquen a las personas si pueden evitarlo. Esperen a que los chinos extiendan su mano," sugirió.

Los traductores e intérpretes pueden actuar como guías perfectos, atravesando el puente del malentendido social y quebrando las barreras lingüísticas que pueden causar mucha confusión.

La industria de la traducción e interpretación, que mueve alrededor de 11.000 millones de dólares, está creciendo a más del 15 por ciento anual, y sobre todo en China, expandiéndose rápidamente como la superpoderosa economía del siglo XXI.

Stejskal, cuya asociación tiene alrededor de 10.000 miembros en más de 80 países, dijo a Reuters: "El intérprete perfecto es invisible. No debe notarse en absoluto. Si todo va bien, nadie se da cuenta de que están ahí. Ellos son un nexo crítico."

Actualmente está en China con otros 1.400 traductores e intérpretes de todo el mundo asistiendo a la conferencia internacional de la Federación de Traductores en Shanghái.

Las conversaciones durante la cena suenan como la Torre de Babel.

"Se habla en alrededor de 70 idiomas," dijo Stejskal a Reuters en una entrevista telefónica realizada en inglés.

"Estamos tratando de mejorar el perfil de los traductores. Su trabajo es crítico en los Juegos," explicó.

Stejskal ciertamente practica lo que predica.

"Nací en Praga y hablo checo, ruso, alemán e inglés. Puedo leer en francés y en algunos otros idiomas," comentó.

La lucha por la batalla lingüística en Estados Unidos, donde se mudó hace más de 20 años, es cuesta arriba.

"Sólo el ocho por ciento de los estudiantes universitarios en Estados Unidos estudia un idioma extranjero. Eso es pésimo," sostuvo.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles