Weekly News

Rusia niega guerra con Georgia

8 de agosto de 2008.

Esto es lo que se desprende de las declaraciones a la prensa por parte de algunos delegados que participaron en la sesión a puerta cerrada del Consejo Permanente de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

La reunión concluyó unas dos horas después de iniciarse, pero los portavoces de la organización habían advertido ya antes de su inicio de que no se preveía rueda de prensa ni comunicado oficial sobre su resultado.

Al salir del encuentro, el jefe de la misión permanente de Rusia ante la OSCE, Vladimir Voronkov, aseguró: "Esto no es ningún conflicto entre Rusia y Georgia, es algo que rechazo categóricamente".

Afirmó que Moscú mantiene su propósito de enviar sólo 500 soldados rusos a la región georgiana de Osetia del Sur, como parte de las tropas internacionales de paz que se encuentran estacionadas allí desde 1992.

Según Voronkov, Rusia no ha enviado más tropas ni tanques a la zona en conflicto.

Pero el representante georgiano, Victor Dolidze, acusó a Rusia de apoyar militarmente a los separatistas de la conflictiva región y dijo que espera que la comunidad internacional presione sobre Moscú para conseguir el fin de la "intervención".

"Georgia se encuentra en una situación de defensa propia", señaló Dolidze, y negó que su ejército haya desplegado una ofensiva militar en la secesionista provincia de Osetia del Sur: "no es una acción militar, es una operación anti-criminal, para proteger a nuestros civiles pacíficos, tanto georgianos como osetios", insistió.

Según fuentes diplomáticas citadas por la agencia austríaca APA, en la sesión a puerta cerrada el delegado georgiano denunció que el territorio de su país estaba siendo bombardeado desde la madrugada de este viernes.

"¿Si esto no es guerra, qué es?", planteó al plenario Dolidze, según las fuentes.

Pero Voronkov replicó que "la historia es diferente" y acusó a Tiflis de haber destruido por completo ocho aldeas en la región.

Según el texto de su discurso, que trascendió oficiosamente a la prensa, el delegado ruso acusó a Tiflis de desarrollar una "estrategia de tierra quemada" en la zona y advirtió que Moscú no abandonará a su suerte a los ciudadanos de Osetia del Sur ni a las fuerzas de paz estacionadas en la región.

Además, responsabilizó también a la política de Washington, al resaltar que el Kremlin ve "un factor internacional" en la escalada del conflicto desatada hoy.

"La situación es el resultado de una política de apaciguamiento de determinados Estados que abastecen a Georgia con armas (...), entre ellos, también los Estados Unidos", afirmó Voronkov.

Por su parte, EU, de acuerdo al discurso de la misión permanente de ese país ante la OSCE filtrado a la prensa, destacó su apoyo a la "soberanía e integridad territorial de Georgia".

"Estamos muy preocupados sobre los informes que relatan que un gran número de tropas y tanques rusos están pasando el túnel de Roki, en violación de la soberanía e integridad de Georgia", señaló la representación estadounidense.

La OSCE es una organización de 56 países, incluidos Georgia y Rusia, que en principio adopta decisiones por consenso.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles