Weekly News

Amenaza guerra al Cáucaso

9 de agosto de 2008.

Georgia lanzó ayer una ofensiva militar para recuperar el control en la provincia separatista de Osetia del Sur, provocando una furiosa respuesta de Rusia, que envió tanques a la región, amenazando con sumir a la región en una guerra total.

Se reportaron cientos de muertos en el brote de violencia más grave desde que la provincia obtuvo una independencia de facto en su guerra contra Georgia en 1992. Testigos dijeron que la capital de Osetia del Sur, Tsjinval, estaba devastada.

“Han muerto unas mil 400 personas. Este es el tercer genocidio del pueblo oseta cometido por Georgia”, aseguró Eduard Kokoiti, líder separatista, a la agencia rusa Interfax.

“Vi cadáveres en las calles, alrededor de edificios destruidos, en autos”, dijo Lyudmila Ostayeva, quien huyó con su familia a Dzhava, una población cerca de la frontera con Rusia. “Es imposible contarlos. Casi no queda un solo edificio intacto”.

Los combates estallaron cuando la atención del mundo estaba puesta en la apertura de los Juegos Olímpicos, y gobernantes de grandes potencias como el estadounidense George W. Bush y el ruso Vladimir Putin viajaban a Beijing.

El momento de la ofensiva indica que el presidente georgiano Mijail Saakashvili contaba con la sorpresa para cumplir su promesa de recuperar Osetia del Sur, algo crucial para mantenerse en el poder.

Saakashvili dijo que el momento no fue casual, pero acusó a Rusia de ser la agresora. “La mayoría de los que toman decisiones está de vacaciones”, dijo en entrevista con la televisora CNN. “Es un momento excelente para atacar un país pequeño”.

El líder separatista Eduard Kokoity dijo que cientos de civiles habían muerto.

Diez efectivos de las fuerzas de paz rusas murieron y 30 resultaron heridos cuando la artillería georgiana alcanzó su barraca, dijo el vocero ruso, coronel Igor Konashenkov.

Hablando por la televisión georgiana, Saakashvili acusó a Rusia de enviar aviones a bombardear su territorio, hecho negado por Moscú.

La Cancillería georgiana dijo que aviones rusos bombardearon sus bases aéreas y provocaron algunas bajas.

Una incursión rusa a la base aérea de Marneuli destruyó varios aviones militares georgianos y causó un número no revelado de bajas, dijo el ministerio. Añadió que la aviación rusa también bombardeó la base de Bolnisi.

El ministerio ruso de la Defensa dijo que enviaba refuerzos para sus fuerzas de paz, y la televisión estatal rusa y funcionarios georgianos informaron que una columna de tanques había cruzado la frontera y esperaba llegar a la capital provincial en las próximas horas, dijo la televisora Canal 1.

El ministro georgiano de Reintegración, Temur Yakobashvili, dijo que las fuerzas del Gobierno controlaban Tsjinval.

“Enfrentamos la agresión rusa”, dijo el jefe del Consejo de Seguridad georgiano Kaja Lomaya. Los rusos “han enviado sus tropas y armas y están bombardeando nuestras poblaciones”.

En una entrevista con la BBC, Saakashvili insinuó que las fuerzas georgianas habían enfrentado a las rusas en combate directo.

“La única vez que di la orden de devolver el fuego fue cuando entraron los tanques rusos”, dijo. “Devolvimos el fuego a los tanques, que disparaban hacia nosotros”.

Putin ha advertido que el ataque georgiano traerá represalias, y el Ministerio de la Defensa prometió proteger a los habitantes de Osetia del Sur, muchos de los cuales tienen ciudadanía rusa.

El presidente ruso Dmitry Mevdeved también prometió proteger a los ciudadanos rusos.

Georgia, sobre el Mar Negro entre Turquía y Rusia, estuvo bajo la dominación de Moscú durante la mayor parte de los dos siglos que precedieron a la disolución de la Unión Soviética. El país causó la ira de Moscú al pedir el ingreso a la OTAN, hecho que el Kremlin considera un intento occidental de debilitar su influencia en la región.

Georgia declaró un cese de fuego de tres horas a partir de las 11:00 GMT para dar tiempo a los civiles a abandonar Tsjinval. Las hostilidades se reanudaron luego.

Yakobashvili dijo que las fuerzas georgianas derribaron cuatro aviones de combate rusos sobre territorio de Georgia. No entró en detalles.

EU, Europa y OTAN piden alto al fuego

La secretaria de Estado nortemericana, Condoleezza Rice, instó a Rusia a detener los ataques con aeronaves y misiles en la región separatista georgiana de Osetia del Sur, y exigió el retiro de las fuerzas de combate del territorio.

En un comunicado, Rice dijo que Estados Unidos quiere que Rusia respete la soberanía de Georgia y acceda a una mediación internacional con Tiflis, en un intento por poner fin a la crisis en el antiguo Estado soviético, la cual amenaza con desencadenar una guerra en la región.

Más temprano, Europa y la OTAN, preocupados por la inestabilidad creciente en sus fronteras orientales, instaron a Georgia y Rusia para que desistan de los combates en Osetia del Sur y resuelvan el conflicto mediante negociaciones.

El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, se comunicó telefónicamente con autoridades de ambos países y les instó a demostrar moderación. Las consultas continuaban, dijeron fuentes oficiales.

Funcionarios de la OTAN subrayaron que la alianza no toma partido en la disputa, y por ahora no convocará a la reunión de embajadores que es habitual cuando se producen crisis de seguridad.

Por su parte, la Unión Europea convocó a un “diálogo entre todas las partes, que es la única manera de llegar a una solución duradera de la crisis”, dijo un comunicado de Francia, que ejerce la presidencia rotativa del bloque de 27 naciones.

Abjasia despliega tropas

La ofensiva del Ejército georgiano en Osetia del Sur ha llevado a la otra región separatista, Abjasia, a desplegar sus tropas en la frontera con Georgia por temor a un ataque similar.

“Hemos movilizado a nuestras Fuerzas Armadas, parte de las cuales avanza hacia la frontera georgiana y tomará allí posiciones independientemente de cómo evolucione la situación en Osetia del Sur”, dijo a la televisión rusa el líder abjaso, Serguéi Bagapsh.

“Lo que ocurre hoy en Osetia del Sur, mañana puede ocurrir en Abjasia. Así no podemos seguir”, explicó esos preparativos militares el dirigente separatista.

Añadió que las autoridades abjasas mantienen contactos con las tropas pacificadoras rusas desplegadas en esa región, para asegurarse de que éstas “cumplirán su misión” de servir de fuerza de interposición y de mantenimiento de la paz.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles