Weekly News

“Nos preocupa mucho el manejo financiero de esta administración”, Muñoz Hepo

17 de agosto de 2008.

Ciudad Juárez recibió un fuerte golpe para su desarrollo presente y futuro a manos del Gobierno Municipal y la Fracción de Regidores, ambos emanados del PRI, quienes olvidándose por completo de su obligación de velar por los intereses de la comunidad así como de administrar con integridad y eficiencia los recursos municipales, aprobaron decisiones que irremediablemente tendrán consecuencias negativas para los juarenses.

A propuesta del ejecutivo municipal, los regidores priístas aprobaron recortar gasto de proyectos prioritarios para la ciudad, así como un endeudamiento innecesario y costoso; en cambio dejan sin evaluar siquiera costosos proyectos electoreros.

Es importante destacar que el origen de todo esto es la decisión de la actual administración de no pagar una deuda dejada por el Gobierno de “Teto” Murguía, escudándose primero en la Ley, luego en una supuesta negativa de esta fracción edilicia y finalmente terminan aceptando lo que se dijo desde hace 11 meses: que había que pagar la deuda, lo que deja claro que no había motivo fundado alguno para no pagar ese adeudo. El Municipio es una entidad pública con identidad jurídica, política y social permanente que no depende de las personas que laboran en determinada administración.

Aunado a lo anterior, a 11 meses de gestión, el presupuesto de inversión no se ha aplicado ni ejercido proporcionalmente al transcurso del tiempo, lo que tiene sumida a esta administración en un marcado subejercicio presupuestal. Tan sólo algunos números que comprueban lo anterior: el total presupuestado para inversión es de 845 mdp. En lo que va del presente ejercicio fiscal, sólo se han liberado 645 mdp por parte de la Coordinación de Planeación y Evaluación, pero sólo se han ejercido –o pagado- 250 mdp. Además de que han gastado más de 100 mdp en conceptos y proyectos no contemplados en la Ley de Egresos para el 2008, lo que hace evidente una clara desviación de recursos. Pero, no conformes con esto, deciden aprobar un endeudamiento por 250 mdp, cuando sólo son 143 mdp lo que se debe pagar a los proveedores, es decir, violentan un aumento al presupuesto de egresos del presente año y lo meten con calzador disfrazándolo con el recorte al gasto y el pago a proveedores. No tiene explicación lógica, ni financiera, este endeudamiento cuando hay cuantiosos recursos que fueron presupuestados pero que no han sido aplicados, por ejemplo el del transporte semi-masivo.

“Los regidores del PRI saben que hicieron mal, ellos lo saben, la pregunta sería ¿Por qué lo hicieron?”, señaló el Coordinador de los Regidores panistas en el Cabildo, Gustavo Muñoz Hepo quien además agregó: “en lo personal me resultó muy extraño que ante los posicionamientos de nuestra fracción, ninguno de los regidores priístas ni su coordinador, argumentaran a favor de la propuesta del Presidente. No cuestionaron, no defendieron, sólo mayoritearon”. Cancelaron proyectos importantes para los juarenses como el del Dren 2-A a cambio de privilegiar las pugnas internas de su partido, porque ha sido evidente y público el enfrentamiento de funcionarios de la presente administración en contra de la gestión de Hector Murguía y sus ex colaboradores. Por eso hoy todos los juarenses hemos quedado atrapados en esas pugnas internas del PRI y tendremos que sufrir las consecuencias.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles