Weekly News

Prometen solucionar problema de la escuela Ortiz de Domínguez y Leona Vicario

19 de agosto de 2008.

Ningún estudiante de nivel básico se quedará sin un espacio educativo, informaron autoridades de educación, a raíz de que estudiantes y padres de familia de las escuelas Josefa Ortiz de Domínguez y Leona Vicario acudieron a impugnar el supuesto cierre de sus escuelas.

El Coordinador de Educación Estatal informó que en el caso específico del plantel Josefa Ortiz de Domínguez, los estudiantes de ese plantel deberán ser reubicados a otros que se encuentran en el mismo sector, debido a que el número de alumnos inscritos fue bajo.

Las cifras indican que en este plantel, que se ubica en el área del fraccionamiento Río Bravo, en Waterfil, existen salones donde el grupo se conforman de una cantidad no mayor a 20 alumnos.

Estos escolapios “tienen la opción de reubicarse en las escuelas que están próximas en el vecindario; a muy poca distancia está la escuela Valerio Trujado y Porfirio Parra, estas escuelas también se caracterizan por tener un alumnado muy por debajo de la media necesaria para sostener un grupo y estos niños tienen la posibilidad de encontrar ahí el lugar que ellos necesitan para ser atendidos”.

Agregó que la Secretaría de Educación y Cultura “nos ha dado instrucciones para que ningún niño se quede sin el servicio educativo, pero a veces se nos dificulta dar el servicio especificamente en el espacio que los papás quieren, cuando tenemos los espacios para ellos al alcance de sus posibilidades”.

En este caso los alumnos de Josefa Ortiz de Domínguez pueden tomar sus clases en los centros antes mencionados sin ningún problema, ya que el programa de educación es el mismo.

Explicó que la Escuela Josefa Ortiz “no se cierra, este recurso se está eficientando y se está aplicando donde la necesidad es más apremiante, es decir, que este personal, esta clave escolar, este presupuesto, se está canalizando a otro espacio, pero la escuela sigue funcionando”.

En tanto que el Director General de Educación Zona Norte habló con los padres de familia de la escuela Leona Vicario y les comentó que conocerá el caso para mañana darles una respuesta.

Por su parte el Representante del Gobernador en esta frontera informó que “el compromiso que hizo el Gobernador del Estado y la Secretaria de Educación es que ni un niño se quedará sin clases y ese compromiso se deberá cumplir y ratificar”, dijo el funcionario.

El representante de Gobierno atendió a los padres, quienes expresaron su temor de que los planteles señalados sean cerrados y que sus hijos se queden sin escuela.

El funcionario se comprometió a dar una solución inmediata, la cual garantiza que los estudiantes no perderán su ciclo escolar.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles