Weekly News

Libera Ejercito a 28 indocumentados secuestrados

19 de agosto de 2008.

Veracruz .- Soldados del Ejército mexicano liberaron hoy en el estado de Veracruz, en el Golfo de México, a 28 indocumentados centroamericanos secuestrados desde hace tres días por una banda de delincuentes que los torturó para exigirles dinero, informó una fuente policial.

El operativo de rescate fue realizado en el municipio de Tierra Blanca, donde una banda criminal mantuvo encerrados, sin agua ni comida, a los 28 centroamericanos, entre ellos hondureños, salvadoreños y guatemaltecos, señaló un reporte policial.

Los delincuentes exigían a los indocumentados el pago de entre 300 y 500 dólares para que pudieran seguir su camino rumbo a la frontera con Estados Unidos.

Los efectivos castrenses lograron rescatar a los centroamericanos de una "casa de seguridad" (empleada por secuestradores para mantener a sus víctimas) del barrio Obrero, en Tierra Blanca.

El municipio de Tierra Blanca es una de las rutas empleadas por los indocumentados centroamericanos que ingresan a México por la frontera con Guatemala con destino a Estados Unidos.

Los centroamericanos declararon que el viernes pasado fueron interceptados por un comando de hombres armados en la estación del ferrocarril del lugar, sometidos a la fuerza y luego encerrados en una casa abandonada.

"El comando nos empezó a torturar, nos golpearon, nos dejaron sin comer y tomar agua, además de que nos pedían para liberarnos 230 dólares y 500 dólares por cada uno", denunció un hondureño que dijo llamarse Manuel.

Según los indocumentados, los criminales se identificaron como integrantes del grupo de sicarios "Los Zetas", conformado por militares de elite que desertaron del Ejército mexicano para convertirse en el brazo armado del Cártel del Golfo y que ahora son aliados de narcotraficantes como los hermanos Beltrán Leyva.

Las fuentes oficiales no dieron a conocer detalles del operativo castrense, pero se informó que los inmigrantes fueron llevados a la oficina regional de la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía).

El pasado 5 de agosto, un colombiano, un hondureño y un ecuatoriano que viajaban en un camión con otros inmigrantes ilegales fallecieron tras una persecución policiaca en el municipio de Agua Dulce, ubicado en el sur del estado de Veracruz.

En esos hechos murieron el hondureño José Reynaldo Montoya, el colombiano Andrés Londoño Cavarez y el ecuatoriano Peter Alonso Mora Jurado.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de Veracruz, Nohemí Quirasco Hernández, sostuvo entonces que, según la confesión del colombiano Londoño antes de morir, él y sus compañeros fueron atacados por la policía, pese a que antes habían entregado a los agentes 1.500 dólares como soborno.

Quince agentes policiales fueron detenidos y consignados ante un juez por el presunto delito de homicidio calificado.

El Gobierno de Ecuador presentó una "protesta enérgica" ante la Embajada de México en Quito por el caso y las autoridades de Veracruz prometieron que el crimen no quedará impune.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles