Weekly News

Lanza la OTAN ultimátum a Rusia

20 de agosto de 2008.

Los países miembros de la OTAN decidieron ayer endurecer su postura frente a Rusia y acordaron que las relaciones entre las dos partes no pueden seguir como hasta ahora tras la actuación de Moscú en el conflicto de Georgia.

“La acción militar de Rusia ha sido desproporcionada y contraria con su papel de mantenimiento de la paz, así como incompatible con los principios de la resolución pacífica de conflictos”, señalaron los ministros de Exteriores de los aliados en el comunicado final de la reunión extraordinaria que celebraron en Bruselas.

La Alianza está considerando “seriamente las implicaciones de las acciones rusas en su relación con la OTAN”, señala la declaración, en la que se vuelve a pedir a Rusia la “retirada inmediata” de sus tropas hasta las posiciones que tenían antes del estallido de las hostilidades.

“Es el momento de que el presidente ruso (Dmitri Medvedev) cumpla los compromisos” del acuerdo de paz, aseguró la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice.

Si el Kremlin no retira sus tropas de Georgia, la Unión Europea (UE) también podría tomar medidas, según advirtieron ayer el ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, cuyo país preside este semestre la Unión, y el jefe de la diplomacia europea, Javier Solana.

Aunque la OTAN no tomó ninguna decisión sobre la suspensión de proyectos de cooperación militar con Rusia o de encuentros ministeriales, tal y como se especulaba, la reunión de ayer ha dejado clara la intención de aumentar la presión sobre Moscú.

Además, la Alianza insta a Rusia a dar el primer paso si quiere retomar la normalidad.

“El futuro dependerá de las acciones de Rusia”, aseguró el secretario general de la Alianza, Jaap de Hoop Scheffer, que dijo no poder “concebir” una reunión con Rusia -tal y como solicitó Moscú la pasada semana- mientras “fuerzas rusas están ocupando una parte importante de Georgia”.

De Hoop Scheffer insistió en que Rusia debe cumplir “todos los puntos” del acuerdo de paz y aseguró que, por el momento, “no hay noticias” de que lo esté haciendo.

Por su parte, el Gobierno estadounidense señaló que la OTAN no permitirá que Moscú trace una “nueva línea” en Europa, para separar a los países integrados en la estructura de seguridad noratlántica de los que están fuera. Rice negó que su Gobierno esté buscando el aislamiento de Rusia y recalcó que este país se está aislando a sí mismo “con su comportamiento”.

En respuesta, el embajador ruso ante la OTAN, Dmitri Rogózin, acusó a la Alianza de “seguir anclada en la Guerra Fría” y anunció que Moscú también tiene intención de revisar su cooperación con la organización.

Para Rogózin, el duro mensaje lanzado contra su país es “palabrería, pues nadie quiere ni puede romper lazos con Rusia”.



Por su parte, el presidente ruso, Dmitry Medvedev, comunicó ayer a su colega francés, Nicolas Sarkozy, que la retirada de las tropas rusas de Georgia se habrá completado los próximos días 21 y 22, salvo un contingente de 500 personas, informó el Elíseo.

Se trata de 500 personas encargadas de poner en práctica las medidas “adicionales de seguridad” previstas en el punto 5 del acuerdo del pasado día 12, precisa el comunicado conjunto de los dos presidentes.

En una conversación telefónica, el jefe de Estado ruso y Sarkozy, que preside la Unión Europea (UE) este semestre y que medió para el acuerdo de alto el fuego, coincidieron en la “urgente necesidad” de que ese acuerdo se aplique “plenamente”.

Reportan 215 georgianos muertos y mil 496 heridos

Al menos 215 georgianos murieron y otros mil 496 resultaron heridos a consecuencia de las acciones militares en la zona del conflicto georgiano-oseta que estallaron el pasado día 8 de agosto, según comunicó ayer Georgui Tarmagadze, presidente de la Comisión de Defensa y Seguridad del Parlamento de Georgia.

Targamadze informó de estas cifras en una reunión en el Parlamento, en la que precisó que otros setenta ciudadanos georgianos están desaparecidos.

Explicó que del total de las víctimas mortales, 69 son civiles, 133 soldados y 13 policías.



Según los líderes de la región separatista de Osetia del Sur, al menos 2 mil 100 civiles osetas murieron en el ataque de las tropas georgianas contra esa autoproclamada república, cuya independencia nadie reconoce.

Varias organizaciones de defensa de los Derechos Humanos han puesto en duda la veracidad de las cifras de víctimas ofrecidas por los separatistas osetas.

La mayoría de los rusos apoya la invasión

Mientras Occidente pondera cómo castigar a Rusia por invadir a la vecina Georgia, la mayoría de los rusos ve a la exrepública soviética como la agresora en el conflicto, ayudada e incitada por un Occidente hostil.

Muchos rusos se enorgullecen de lo que consideran como la capacidad de su país de enfrentar a Occidente, entrar al rescate de una comunidad pequeña y vulnerable en Osetia del Sur y reafirmar su poderío militar y político en la región, casi 17 años después de la disolución de la Unión Soviética.

Un estudio del Centro Analítico Levada mostró que 71% de los entrevistados apoya en el conflicto al Gobierno separatista georgiano de Osetia del Sur, respaldado por Rusia. Otro 21% se mostró neutral y sólo 2% apoya a Georgia.

Más de la mitad, 53%, dijo que Rusia está en lo correcto al enviar tropas a Osetia del Sur, mientras el 36% se opuso a la idea. El estudio se basó en 2,100 entrevistas personales en Rusia y tiene un margen de error de más-menos 3.5 puntos porcentuales.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles