Weekly News

Reacción en cadena

21 de agosto de 2008.

Pavel Pardo rescató de la derrota a la selección mexicana de futbol con dos golazos para llevarla al triunfo por 2-1 sobre Honduras, en el debut de la tercera ronda clasificatoria de la Concacaf para la Copa del Mundo Sudáfrica 2010.

Julio César de León puso adelante a la Bicolor al minuto 35 y cuando parecía que era difícil evitar la derrota, llegó el “salvador” Pardo con anotaciones en los 73 y 76, para darle la victoria al Tricolor y escuchar el coro del “Cielito Lindo” de unas cien mil personas en el estadio Azteca.

Una selección netamente de “legión extranjera” exhibió el técnico Sven Goran Eriksson, con tan sólo el arquero Oswaldo Sánchez, el volante por derecha Fernando Arce y el centrocampista Leandro Augusto, del torneo mexicano.

La sorpresa fue la delantera con Giovani Dos Santos, del Tottenham, y Carlos Vela, del Arsenal, los campeones del mundo Sub-17 2005, que dejaron en la banca a jugadores de mayor experiencia, como Cuauhtémoc Blanco.



Eriksson se inclinó por la experiencia de Sánchez en el arco y en la defensiva por algo que trabajó Jesús Ramírez ante Belice, con Aarón Galindo y Carlos Salcido, como lateral derecho e izquierdo, en ese orden, y en el centro con el capitán Rafael Márquez y Jonny Magallón, quien cada vez se consolida más.

El estratega sueco justificó el llamado al naturalizado Leandro Augusto, quien nació en Brasil, para encargarse del centro del campo con Pavel Pardo, mientras que de volante derecho le llenó el ojo Fernando Arce, en tanto que Andrés Guardado es inamovible en la izquierda.

El marco del debut no pudo ser mejor con un público entregado para llenar el majestuoso Coloso de Santa Ursula y entonar el Himno Nacional con una pasión y fuerza que hizo vibrar al más desatendido.

Con ese entusiasmo abrieron los tricolores con el más amplio dominio para generar peligro en la meta de los visitantes. Al minuto seis realizó Guardado centro a balón parado que no pudo cortar la defensa y el esférico llegó a Salcido con un remate que rebotó el arquero y volvió a disparar y otra vez Eduardo Valladares hizo gala de reflejos para quedarse con la de gajos.

La portería de Valladares se cimbró al minuto 24 con un centro retrasado de “Gio” para Arce que entró de frente con remate que se estampó en el poste izquierdo del guardameta visitante. Con el dominio tricolor y al minuto 27 cuando Arce envió desde su lado derecho centro pasado y Guardado, solitario, por segundo poste con remate de volea, pero Valladares se tendió a su derecha para el desvío.

Y los hondureños esperaban una que se les presentó al minuto 35 mediante tiro libre de aproximadamente 17 metros para un Julio César de León, quien le pegó extraordinariamente al esférico para mandarlo por arriba, pegar en el travesaño y picar adentro de la portería de Sánchez.

Enorme fue el festejo de los catrachos, su afición reunida en la parte baja de la grada casi atrás de la meta de Oswaldo y los reporteros en el palco que estallaron de júbilo y todo tipo de expresión para sentirse enormes.

Ya sobre el minuto 45 cobró el tricolor tiro de esquina por lado derecho y por segundo poste apareció el capitán Márquez con remate que se estrelló en el palo del mismo lado. Con el inicio del segundo tiempo salieron unos mexicanos con toda su fuerza ofensiva y unos centroamericanos ahora sí con todo a defender la ventaja, y aunque ya se pedía el ingreso de Cuauhtémoc Blanco, Eriksson todavía mantuvo su confianza en la juventud.

Un buen servicio de Pavel Pardo de derecha a izquierda para segundo poste volvió a entusiasmar a la tribuna con un remate de Guardado, quien no le pudo dar dirección y se fue el balón por fuera, al 53. Y continuó Honduras a la caza, porque en otro tiro libre, ahora de Sergio Mendoza, estuvo cerca del 2-0, pues con apuros lo desvió Oswaldo Sánchez, al 60.

Luego de ver que la sangre nueva no generó lo que esperaba, al fin salió “Gio” y Vela, por Guillermo Franco y Omar Bravo, mientras que el público continuó pidiendo “Cuauhtémoc, Cuauhtémoc”.

Los catrachos aprovecharon los espacios que dejaron atrás los mexicanos que se descuidaron por irse prácticamente con todo al ataque, y estuvieron otra vez cerca de lograr el segundo de la noche. Por fin se cumplió el deseo con el ingreso de Blanco y como por arte de magia todo cambió, y la felicidad con un estruendoso festejo llegó.

El “Cuau” envió centro desde el lado izquierdo, un defensa rechazó con la cabeza y el balón llegó a un solitario Pavel Pardo, quien disparó potente y con gran colocación para el 1-1, al 73.

Y como en cascada llegó el segundo de Pavel, ahora en un tiro libre por lado izquierdo, el esférico pegó en el poste izquierdo del arquero y se anidó para el gran festejo de la noche, al minuto 75.

En la acción hubo protestas y salió expulsado un catracho y ahí se definió prácticamente todo, aunque el “Guille” falló una solo ante el arco contrario y se fue el tercero de la noche.

El “Cielito Lindo” fue una vez más apropiado como segundo Himno Nacional y la felicidad se desbordó con el silbatazo final.

Aceptable labor del árbitro salvadoreño Joel Aguilar, quien amonestó a Fernando Arce (39) y Jonny Magallón (82), por el equipo mexicano. Así como a Danilo Turcios (9) y expulsó a Mainor Figueroa por doble cartón preventivo, al 77, por los visitantes.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles