Weekly News

No es tan fácil ser un James Bond: Moore

21 de agosto de 2008.

“Jimmy Bond tuvo una gran persecución en bote en Vivir y Dejar Morir”, escribe Moore, ahora de 80 años. “Hice bastantes pruebas de práctica y en una de ellas el motor se desprendió. ¡No tenía dirección! Así que seguí en línea recta... directo contra un cobertizo de madera para botes”.

El actor quedó catapultado del bote a la pared rompiéndose los dos dientes frontales y torciéndose una rodilla.

“Ahí estaba yo, un intrépido 007, cojeando con un bastón a mi bote y fingiendo ser indestructible ante las cámaras. ¿Quién va a decir que no puedo actuar?”.

Moore tomó el lugar de Sean Connery como el superagente secreto en 1973. Sus filmes incluyen El Espía que me Amó, Vive y Deja Morir, El Hombre del Revólver de Oro y En la Mira de los Asesinos.

El libro, a la venta el 4 de noviembre, también relata una ocasión en la que Moore se tropezó con un joven Steven Spielberg en un hotel de París.

“Él era un gran fanático de Bond y dijo que le encantaría dirigir una de las películas”, dice Moore. “Acababa de tener gran éxito con Tiburón y Encuentros Cercanos (del tercer tipo) y se le considerado un hacedor de éxitos. Me emocioné con la noticia y fui buscar (al productor del filme Albert R. Cubby Broccoli) para contarle”.

Pero Broccoli, quien dirigió la franquicia Bond por más de tres décadas, negó con la cabeza y le preguntó, “¿sabes qué porcentaje querría él?”.

“Siempre ha sido una política que ningún director de Bond se lleve una porción de las ganancias en taquilla”, dice Moore. “Así que Spielberg se fue a hacer Indiana Jones, que para mí es como un James Bond de época”.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles