Weekly News

Revelan contactos de paz con frentes de las FARC

25 de agosto de 2008.

El Gobierno colombiano sostuvo contactos con frentes de guerra de las FARC y el ELN para conseguir la desmovilización de sus estructuras a nivel regional, sin considerar las cúpulas, informó ayer el diario El Colombiano. El comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, señaló en entrevista que publicó ayer el sitio digital del periódico que la nueva estrategia apunta al desarme regional de los frentes y bloques de los dos grupos rebeldes.

“Creemos que es posible avanzar en negociaciones y ofrecerles una salida digna. Venimos haciendo un análisis cuidadoso de la situación, de hecho hemos tenido contactos con algunos mandos importantes de frentes”, precisó Restrepo.

Aseguró que el Gobierno del presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez ve viable la desmovilización rebelde por bloques, razón por la cual “hay que enviar un mensaje para que ellos den el paso con confianza”.

Según el funcionario, existe un distanciamiento de las cúpulas del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de sus bases.

Explicó que a un problema de comunicación entre los líderes y los frentes de guerra se suma el cansancio de los hombres y la pérdida del sentido de lucha, por lo que “creemos que hay una situación madura para las desmovilizaciones colectivas”.

‘Hay temor entre muchos de ellos y sus mandos. Quieren dejar las armas, pero entre ellos no tienen la confianza para plantearlo y es hora que lo hagan, que entiendan que el Gobierno está dispuesto a brindarles las condiciones para esto”, dijo Restrepo.

Recordó que quienes acepten dejar las armas para reincorporarse a la vida productiva de Colombia pueden aspirar a una pena alternativa o recibir beneficios legales adicionales.

Las FARC y el ELN, que reúnen a más de 20 mil hombres armados en sus filas, han descartado por ahora un diálogo directo con el Gobierno de Uribe Vélez, al que califican de “militarista y guerrerista”.

Muere otro jefe de las FARC

El Ejército colombiano reportó ayer la muerte en combate de Miller Sánchez, alias “Gabino”, jefe de una de las columnas móviles de las FARC en la región de Arauca, en la frontera con Venezuela.

Según fuentes castrenses la operación donde fue abatido el jefe rebelde se realizó en las últimas horas en el caserío El Garrotazo, en la zona rural del municipio colombiano de Tame, distante 500 kilómetros al Este de Bogotá.

Gabino, jefe de la columna móvil “Alfonso Castellanos” de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), murió en un enfrentamiento con las tropas que lo perseguían desde hacía varios días por la región, acotó el reporte. En la acción se decomisaron cuatro fusiles, equipos de comunicaciones y munición pertenecientes a las FARC, la mayor y más antigua guerrilla del continente.

El comunicado recordó que Sánchez, quien ingresó a las FARC hace 24 años y llegó a la región de Arauca con 150 hombres, era requerido por la justicia bajo cargos de secuestro, extorsión y terrorismo. El guerrillero prestaba seguridad a Germán Briceño, alias “Grannobles”, hermano del jefe militar del grupo armado Jorge Briceño, alias “El Mono Jojoy”.







Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles