Weekly News

-Broncas en gabinete del Gobernador por violencia
-Pelean también en PAN por inseguridad

26 de agosto de 2008.

La violencia que golpea como nunca al Estado está provocando también severos conflictos en el PRI estatal, en el gabinete del Gobernador José Reyes Baeza y en el PAN estatal.

Este lunes por la mañana fueron registradas severas desavenencias entre miembros del gabinete del Gobernador porque algunos de ellos no acaban por asimilar las dimensiones de la inseguridad y la han pretendido reducir a “exageraciones” de los medios de comunicación.

Los funcionarios fueron reunidos por el Gobernador durante la mañana para evaluar la situación y buscar propuestas de solución por lo menos en lo que cabe a la esfera estatal. Pocos propusieron, la mayoría se quejaron. Las lamentaciones fueron principalmente del Secretario de Seguridad Pública, Javier Torres Cardona (quién parece una estatua en el servicio público) y la Procuradora de Justicia, Patricia González Rodríguez, quien si bien trabaja bastante y bien no ha podido hacer química con los medios informativos.

Esas posiciones en el gobierno sin duda seguirán impactando en el PRI estatal donde, como siempre, su líder Marco Adán Quezada, no hallará como operar a favor de su causa por temor a las reacciones del Gobernador. ¿Entonces?.

En el PAN las cosas andan peor. En las últimas reuniones de carácter estatal que han tenido los directivos de ese partido, sus integrantes han tenido serias confrontaciones sobre la posición que deben asumir frente a la inseguridad.

En sendas reuniones de la Comisión Política Estatal y del Comité Directivo Estatal blanquiazul realizadas los últimos días, la opinión que se ha impuesto es la de los dhiacos y va encaminada a golpear con todo tanto a la Procuraduría de Justicia estatal como al mismo Gobernador Reyes Baeza.

Pero otros muchos panistas que no son dhiacos, incluído el dirigente estatal, Cruz Pérez Cuéllar, están siendo llevados al baile en una postura que no comparten pero que deben abanderar porque así lo manda la democracia, así lo manda la “la mayoría”.

La conclusión es, entonces: si quienes tienen el mando del gobierno en todos sus niveles no se ponen de acuerdo, cómo pueden confiar los chihuahuenses en que los responsables de tanta violencia y tanta masacre, los narcotraficantes, los cárteles de la droga, sean contenidos y acabados. Pues nunca. El problema, entonces, se torna todavía más grave.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles