Weekly News

Suman veintisiete ejecutados

27 de agosto de 2008.

La ola de violencia en Chihuahua dejó otras 10 personas muertas, entre ellos cinco miembros de una familia a los que masacraron con rifles de asalto AK-47 y pistolas calibre 9 milímetros en un rancho ubicado en la carretera a Aldama, además de una mujer y un hombre en la ciudad de Chihuahua, a los que les dispararon en el estacionamiento de un centro comercial.

La Procuraduría de Justicia del Estado dio a conocer que un grupo de hombres armados llegó la noche del lunes al rancho “Cinco Hermanos”, que se encuentra en el kilómetro 4 de la carretera Aldama-Ojinaga, en el Noreste del estado, lugar donde había una reunión familiar y dispararon contra cinco hombres sin dañar a las mujeres y niños.

En Tijuana, tres hombres fueron decapitados por integrantes del crimen organizado. Sus cuerpos se localizaron la mañana de ayer, a 24 horas de la ejecución de otros dos individuos, uno de ellos también degollado.

Las cabezas estaban incineradas y las arrojaron a una distancia de un metro de los cuerpos, por lo que se investiga si fueron decapitados en el lugar.

Hasta ayer se desconocía la identidad de los cinco ejecutados.

Por otra parte, un hombre de 18 años de edad, fue acribillado de 13 balazos de escopeta y pistola de 9 mm, en la comunidad de Tepetixtla, del municipio de Coyuca de Benítez, en la Costa Grande de Guerrero, mientras que tres individuos con armas de grueso calibre ejecutaron de tres disparos un chofer en el crucero La Concordia-La Fátima, del municipio de Ayutla, en la Costa Chica guerrerense.

Mientras tanto, un jefe de grupo de la Policía Estatal Investigadora (PEI) y otro agente más de esa corporación, fueron asesinados en el municipio de Baviácora, en la región del Río Sonora, por un grupo de hombres armados que los emboscaron.

Además desconocidos asesinaron a cuatro personas en el acceso a la autopista que conduce a Morelia, al tiempo que otro comando armado atacó las instalaciones de la Subprocuraduría General de Justicia del Estado.

Y en Sinaloa fueron localizados en un camino cercano al poblado de Otatillos, en la zona serrana de Badiraguato a cuatro hombres ejecutados.



La Procuraduría de Justicia del Estado dio a conocer que el hallazgo se produjo la noche del lunes pasado, pero dada su ubicación de difícil acceso, fue hasta la madrugada de ayer cuando los peritos y un agente del Ministerio Público llegaron al lugar.

Los cuerpos de dos hombres asesinados a balazos y con evidentes huellas de tortura fueron también localizados en las primeras horas de ayer en el municipio metropolitano de Juárez, con lo que regresaron las ejecuciones al estado de Nuevo León después de un periodo de calma de casi 40 días.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles