Weekly News

Prueba Rusia misil capaz de superar defensa antimisiles

28 de agosto de 2008.

Las Fuerzas Armadas de Rusia informaron hoy de que han realizado con éxito una prueba de un cohete balístico intercontinental RS-12M Tópol, capaz de superar cualquier sistema de defensa antimisiles.

El misil fue lanzado desde el cosmódromo de Plesetsk, en el noroeste de Rusia, y 25 minutos más tarde impactó en el blanco previsto en un polígono militar de la península de Kamchatka, en el extremo oriente del país, a una distancia de unos seis mil kilómetros.

Las Fuerzas Armadas rusas anunciaron el nuevo ensayo de un misil balístico intercontinental en momentos de un agravamiento de las relaciones con Occidente tras la incursión del Ejército ruso en Georgia y el reconocimiento por el Kremlin de la independencia de las regiones separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur.

El ensayo corrió a cargo de las Fuerzas Espaciales y las Fuerzas Estratégicas de Misiles de Rusia, informó a las agencias rusas el portavoz de esta última entidad, el coronel Alexandr Vovk.

El objetivo de la prueba era confirmar las características de vuelo de este tipo de misiles tras prolongárseles el plazo de vida útil y ensayar nuevos tipos de equipos de combate para los misiles balísticos de emplazamiento terrestre, explicó el portavoz.

"La ojiva experimental del misil impactó con gran precisión en el blanco condicional situado en el polígono de Kamchatka y confirmó así su capacidad garantizada de abatir selectivamente objetivos con alto grado de protección", dijo Vovk, según la agencia RIA-Nóvosti.

Los misiles Tópol, que entraron en servicio de las Fuerzas Estratégicas de Misiles de la URSS en 1988, tienen tres etapas, funcionan con combustible sólido y pueden abatir blancos a distancias de hasta 10 mil kilómetros.

La masa de misil en el momento del lanzamiento es de 45,1 toneladas y porta una carga monobloque de 550 kilotones de potencia.

Rusia dispone también de misiles modernizados Tópol-M que, según militares rusos, son los más veloces de su arsenal nuclear, pueden asimismo burlar los más modernos sistemas de defensa contra cohetes y portan una o varias ojivas nucleares, cada una de guiado autónomo.

Los misiles balísticos Tópol-M reemplazan los sistemas de cohetes RS-18 (SS-19 "Stiletto", según la clasificación de la OTAN), los RS-20 "Voyevoda" (SS-18 "Satán") y los RS-12M.

Rusia confía en que los Tópol y los Bulavá, que se emplazarán en submarinos nucleares, le permitan mantener la paridad nuclear con EU por lo menos durante el próximo medio siglo, ya que son capaces de burlar todos los sistemas de defensa hasta ahora conocidos, incluido el polémico escudo antimisiles que el Pentágono planea desplegar en Europa del Este pese a las protestas de Moscú.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles