Weekly News

La delincuencia, peor que nunca

30 de agosto de 2008.

El país vive una crisis en materia de seguridad. Las cifras oficiales muestran que durante la actual administración, delitos como el secuestro y la ejecución de personas se han disparado en comparación con los que se registraban en 2004, cuando la ciudadanía salió a las calles en la marcha “Rescatemos México”

Durante 2007, el delito de secuestro repuntó y la cifra de víctimas llegó a 785, de acuerdo con información de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal. En 2004 se registraron 523 plagios.

Estas cifras oficiales demuestran que en 2004 el promedio de secuestros era de 1.4 por día mientras que para 2007, dos personas eran privadas de la libertad diariamente.

De enero al 20 de agosto de 2008 se habían registrado en el país 450 secuestros.

A diferencia de las condiciones que prevalecían en el país, que llevaron a los ciudadanos a realizar la histórica marcha del 27 de junio de 2004 para exigir al gobierno federal y las autoridades locales que pusieran un alto a la creciente inseguridad, hoy las autoridades han reconocido que la principal amenaza es el crimen organizado, que en lo que va de este año ha dejado una estela de 2 mil 952 víctimas.

Ahora que la ciudadanía ha convocado a una nueva marcha contra la inseguridad, el detonante ha sido una vez más la indignación por la impunidad y violencia con la que operan las bandas de secuestradores en el país, ante casos como el de Fernando Martí.

La información federal indica que en 2004 se registraron en el país 523 secuestros y al año siguiente —después de la marcha—, el delito disminuyó aunque no drásticamente, ya que se alcanzó la cifra de 472 personas que fueron privadas de su libertad, es decir 51 casos menos que los reportados en 2004.

Las bandas de secuestradores intensificaron su actividad criminal, y el sexenio foxista terminó en medio de un elevado índice de plagios denunciados ante las autoridades locales y federales, pues el delito se disparó a los 726 casos en 2006.

La información federal muestra que durante el primer año de la administración de Felipe Calderón Hinojosa, el combate al delito del secuestro tampoco fue eficaz, ya que la escalada de ese ilícito continuó y para 2007 se reconocen 785 privaciones ilegales de la libertad.

En lo que va de 2008, la Coordinación de Inteligencia de la Policía Federal reportó 450 plagios —de los cuales 136 atendió la corporación y el resto las procuradurías de justicia estatales.

La cifra establece que en este año la tendencia del secuestro es de 1.9 casos en promedio diario. Eduardo Medina Mora, titular de la Procuraduría General de la República (PGR), reconoció el 6 de agosto pasado que existe una “crisis de secuestro” en el país, y que el delito ha repuntado, por lo que consideró que “hay que asumir el asunto con la gravedad que implica (…) nosotros no eludimos nuestra responsabilidad y estamos en la disposición de colaborar con las autoridades locales”.

En materia de seguridad, la escalada de violencia en el país relacionada con los cárteles de la droga, enmarca la marcha de este año. En una guerra que el gobierno federal ha reconocido es de largo plazo y costará muchas vidas; 2 mil 952 personas han sido ejecutadas, superando la cifra de 2 mil 673 víctimas del año pasado y las 677 ejecuciones reportadas en 2004. Una dimensión de esta lucha, también es el hecho de que en México se cometen un promedio diario de 220 delitos contra la salud, relacionados con las operaciones del narcotráfico. Jalisco, Baja California y el Distrito Federal encabezan la lista de entidades con el más elevado índice criminal vinculado a las actividades de los cárteles de la droga, revela un informe de la PGR.







Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles