Weekly News

No quiero olvidar lo que viví: Betancourt

2 de septiembre de 2008.

Cuando se cumplen dos meses de haber sido rescatada junto a otros 14 secuestrados en poder de las FARC, la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt afirmó el martes que no quiere olvidar lo que vivió ni que se le vuelva un rutina saber que está viva y libre.

"Estoy cumpliendo dos meses de liberada. Es increíble", dijo Betancourt a la radio Caracol desde Italia. "Hace dos meses mis compañeros y yo estábamos convencidos de que íbamos a durar 10 años más en la selva, no veíamos salida, estábamos amarrados a un árbol", agregó.

Ella fue secuestrada en febrero del 2002 y la liberación se produjo el 2 de julio pasado.

Muchas veces, agregó, "no nos damos cuenta de la suerte que tenemos de estar vivos, de estar en libertad y si toca pasar por experiencias dolorosas como ésta para valorarlo entonces yo no quiero que se me olvide, yo no quiero que se vuelva una rutina en mi vida pensar que estoy viva y libre, quiero que todos los días me acuerde de lo que viví y que lo haga acordándome de los que en este momento están sufriendo" porque siguen en cautiverio en manos de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y de otros grupos.

Todos los días "cuando me levanto y abro los ojos y me doy cuenta que estoy en una cama con sábanas, con un techo, y que tengo al lado un baño en que me puedo lavar las manos, que puedo ir y abrir una nevera y comerme una fruta si quiero, es decir que puedo hacer cosas sin tener que pedir permiso, hasta para hablarle a los demás y que eso es una bendición y es una suerte y que hace dos meses yo estaba en el otro mundo donde todo era prohibido", agregó la ex candidata, de nacionalidad colombo-francesa,

Betancourt, de 46 años, así como otras 14 retenidos --entre ellos tres contratistas estadounidenses-- fueron rescatados por un comando militar que se hizo pasar como una misión humanitaria que atendería a secuestrados en una región del sur colombiano.

Poco después de su liberación, Betancourt viajó a Francia donde vive su hermana Astrid y sus dos hijos. En la víspera se reunió con el papa Benedicto XVI en Castelgandolfo, la residencia papal de descanso veraniego en las afueras de Roma.

"Me habían dicho que eran un hombre frío...yo me encontré con una persona diferente...terriblemente tierno, muy como generoso de su tiempo para los demás", dijo Betancourt .

Betancourt no indicó cuándo regresaría a Colombia y ratificó que está buscando una forma de trabajar por la paz del país, pero fuera de la política tradicional de partidos.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles