Weekly News

Escándalo por embarazo de una ministra francesa

4 de septiembre de 2008.

Rachida Dati, la primera mujer hija de inmigrantes en ocupar un cargo de ministra en el gobierno francés, dueña de una inteligencia y ambición arrebatadoras, al igual que su belleza exótica, se convirtió ayer en la principal protagonista de una historia de amor sacada de los mejores libretos del cine mundial.

Hace casi tres semanas, la ministra de Justicia, de 42 años, soltera y sin acompañante fijo, fue fotografiada a la salida de un Consejo de Ministros realizado en el palacio del Elíseo. Dati lucía una ajustada vestimenta de color negro que resaltaba un vientre pronunciado que suele delatar a las mujeres embarazadas.

La ministra guardó silencio hasta ayer. Durante un desayuno con un escogido grupo de periodistas franceses, Rachida Dati, confirmó lo que todo el mundo ya daba por hecho.

“Quiero ser prudente, porque no está consolidado. Estoy también en una zona de riesgo porque tengo 42 años”, dijo la ministra al confirmar su embarazo. “Si se consolida estaré feliz y tendré la impresión de haber cerrado el círculo. Si no... me disgustaré, pero me recuperaré y seguiré adelante sola”, añadió.

Pero Dati, por alguna razón misteriosa, se negó a hacer público el nombre del padre de su hijo con una frase que provocó una catarata de rumores, al menos, en dos capitales europeas, París y Madrid.

“Tengo una vida privada complicada y este es el límite que me pongo con la prensa. No diré nada más”, sentenció decidida a proteger la identidad del padre de su hijo. Pero no contó con la interesada picardía de los servicios secretos marroquíes, que soplaron al oído del editor del periódico marroquí L’Observateur, el presunto nombre del padre invisible.

El diario anunció en su página electrónica, citando fuentes “dignas de crédito”, que el padre no es otro que José María Aznar, el ex presidente español, quien como era de esperar, negó ser el padre del hijo de la ministra y anuncio acciones legales contra todas las personas que estuvieran involucradas en la información, que calificó como “total y completa falsedad”.

Pero la ministra francesa guarda silencio y no ordenó acciones legales contra la publicación marroquí.

Aznar y la ministra se conocieron el 19 de diciembre en una cena ofrecida por el presidente Sarkozy en el restaurante del Hotel Bristol, a la cual también asistió Carla Bruni y el cantante Julio Iglesias.

Dos semanas después el ex presidente español y la hermosa ministra fueron vistos cenando, “tête à tête”, en el lujoso restaurant parisino Le Divellec.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles