Weekly News

América no gana ni amistosos

8 de septiembre de 2008.

El cuadro bajo sigue siendo un “cáncer” que carcome palmo a palmo a un equipo americanista que sufre de muchas desatenciones y que, para su mala suerte, son bien concretados por sus rivales.

Frente al conjunto texano se presentó nuevamente esta situación, pues apenas corría el minuto nueve cuando los pupilos del argentino Ramón Díaz ya habían cometido su primera desconcentración.

La banda de la derecha fue la principal vía de acceso para el equipo de Dallas que logró irse al frente apenas al minuto nueve en un desborde de Cooper, quien mandó un centro retrasado a la ubicación de un solitario Dominic Oduro, quien con tiro potente puso el 1-0.

Esta anotación le dio el control al conjunto estadounidense que se apoderó por completo de la posesión y circulación del esférico, ante un América que, como desde hace mucho tiempo, no se encontró en el campo de juego.



Dallas reflejó en el marcador su mejor funcionamiento al aumentar la ventaja en una gran jugada por el sector de la derecha que dejó solo a Kenny Copper, quien no tuvo problema para cruzar y poner el 2-0, al minuto 27.

El “Pelado” Díaz se dio cuenta que necesitaba de un cambio radical en su medio campo y para ello ordenó el ingreso de Juan Carlos Mosqueda, quien le dio una nueva cara al equipo. Los últimos 15 minutos fueron de dominio total de los mexicanos que inclusive lograron acortar distancia gracias a un penal, luego de una falta sobre el argentino Alfredo Moreno.

El mismo “Chango” Moreno se encargó de ejecutar desde los once pasos para dejar sin oportunidad a su compatriota Darío Sala para el 2-1. al minuto 32.

La mejoría del América se mantuvo para la parte complementaria, en la que parecía que el empate estaba más cerca. Juan Carlos Medina sacó un disparo de media distancia que pasó a centímetros del ángulo superior izquierdo, al 60.



El empate se alejó por completo a falta de poco menos de 20 minutos para el final, luego de la expulsión de Alejandro Argüello, quien le propinó un codazo en el rostro al brasileño Bruno Guarda.

Pese a esto, los “azulcremas” pudieron haber logrado el empate a siete minutos del final, sin embargo, el silbante se equivocó al señalar un fuera de lugar inexistente de Enrique Esqueda, quien ya había batido a Sala.

La desesperación se apoderó de José Antonio Castro, quien cerca del desenlace se hizo expulsar con una entrada muy fuerte, que además provocó un conato de bronca que no pasó a mayores y que fue el colofón de un partido en el que América mostró que la indisciplina es otro aspecto que deben cuidar.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles