Weekly News

Reconoce alcalde labor de la premio nobel de la paz

9 de septiembre de 2008.

Como un reconocimiento a su labor en pro de los derechos indígenas y la eliminación del racismo y la discriminación, el alcalde José Reyes Ferriz hizo entrega de un busto de Benito Juárez a la activista social indígena Rigoberta Menchú Tum.

La ganadora del premio Nobel por la Paz de 1992 ofreció la conferencia “Derechos Culturales de los Pueblos Indígenas” en la sala Víctor Hugo Rascón Banda del Centro Cultural Paso del Norte y como parte de las actividades del Cuarto Festival Internacional Chihuahua.

Reyes Ferriz consideró un honor contar con la presencia de la conocida derechohumanista en Ciudad Juárez.

“Esta tierra, que contó con Benito Juárez, que fue refugio del primer indígena presidente de la república en todas Las Américas, la misma que ahora lleva el nombre del Benemérito con mucho orgullo, la recibe con beneplácito y como un alto honor”, dijo a la visitante el alcalde.

A nombre de los juarenses extendió la bienvenida a Menchú, a quien reconoció su incansable lucha a favor de los pueblos indígenas del mundo.

Dijo que la labor de Menchú se asemeja a la de Benito Juárez García, a quien llamó uno de los hombres más grandes que ha dado México al mundo.

“Usted, como don Benito Juárez, ha luchado por la libertad de las etnias, y son la esperanza para que se construya una nueva relación entre los pueblos indígenas, los gobiernos y las instituciones”, manifestó Reyes Ferriz.

“Los juarenses coincidimos con usted en que la dignidad de los pueblos indígenas que tienen una cultura milenaria y que tienen muchos saberes, contribuyen a una nueva relación entre los seres humanos en el futuro”, añadió.

Recordó que en la Cumbre de los Pueblos Indígenas de Las Américas realizada en Canadá en el año 2001 Menchú expresó que los pueblos tienen una carga de la historia muy fuerte, muy pesada y muy dolorosa, y alabó la labor de la indígena quiché por lograr que exista una dignificación y una nueva relación con los pueblos indígenas en igualdad de derechos y en igualdad de respeto.

“Un respeto que ya en su tiempo proclamó el indio de Guelatao, y que ahora es pensamiento universal: Entre las naciones como entre los individuos, el derecho al respeto ajeno es la paz”, recordó.

“Hoy, que vivimos el privilegio de tenerla en este templo de la cultura, precedida de logros internacionales en beneficio de las etnias del mundo, queremos entregarle, a nombre de todos los juarense y con todo respeto la presea Benito Juárez, como un sincero homenaje de los nativos del norte del país de los aztecas y de los mayas. Muchas gracias y bienvenida a Ciudad Juárez”, declaró antes de hacerle la entrega a la activista quiché.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles