Weekly News

Promete Bush ayuda económica para los damnificados de ‘Ike’

17 de septiembre de 2008.

Bush visitó ayer las ciudades de Houston y Galveston para inspeccionar la destrucción causada por el huracán “Ike”, que impactó en tierra el pasado fin de semana con vientos de hasta 200 kilómetros por hora, dejando numerosos daños.

A su llegada al aeropuerto de Ellington Field de Houston (Texas), Bush afirmó que el Gobierno Federal asumirá “el cien por cien de los gastos que tenga el estado en la limpieza de escombros”, así como los gastos de ayuda a los damnificados por la emergencia.

Millones de personas continuaban ayer a la espera de que la luz volviera a su casa y trataban de conseguir agua y comida en alguno de los 60 puntos de distribución que ha dispuesto la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA, en inglés) en todo el estado.

Bush dijo que se han desplazado equipos a la zona para evaluar la situación y se abrirán puntos de distribución de suministros básicos en diferentes puntos.

“Sé que la gente está deseando volver a sus casas”, dijo Bush, “pero antes de volver, insto a la población a atender a las recomendaciones de las autoridades locales”.

La electricidad ha sido restablecida en 500 mil hogares en el área de Houston, pero 1.5 millones de personas en el estado continúa sin electricidad.

El presidente Bush aseguró que se movilizará a personal de empresas de otros estados para la reparación de las redes de electricidad, “una de las principales preocupaciones ahora”.

Entre 150 mil y 200 mil residentes que fueron evacuados el pasado fin de semana de la región todavía no han podido volver a sus hogares, mientras las autoridades en Galveston advirtieron de que existe una amenaza creciente de crisis sanitaria.

La situación empieza a ser crítica porque la población comienza a padecer la falta de agua de uso doméstico y el lodo que ha cubierto la ciudad comienza a causar podredumbre y a atraer la llegada de mosquitos.

El huracán ha dejado además a su paso un balance de al menos 30 víctimas mortales en ocho estados y los equipos de rescate siguen buscando posibles supervivientes que hayan quedado atrapados en sus casas.

Los fuertes vientos que arrastró “Ike” se sintieron hasta el Norte del estado de Kentucky y las intensas lluvias inundaron parte de la ciudad de Chicago, en el estado de Illinois.

Las autoridades locales advirtieron ayer del peligro de posibles inundaciones por el desbordamiento del río Mississippi debido a las fuertes crecidas del fin de semana.

Más de dos millones de personas en los estados de Ohio, Kentucky e Indiana permanecían ayer sin luz.

Cientos de escuelas en todo Ohio están cerradas y la gente se amontona en las cafeterías y en los restaurantes que tienen electricidad, así como los sitios donde pueden acceder a Internet para comunicarse con familiares y amigos.

En huracán también afectó a las plantas petroleras que se encuentran en el Golfo de México y al menos 14 refinerías tuvieron que ser cerradas, lo que mermó la capacidad petrolera del país y ha provocado que los precios de la gasolina se hayan disparado.

Estiman pérdidas en Cuba por 5 mil mdd

El Gobierno cubano afirmó ayer que de acuerdo a “evaluaciones muy preliminares” las pérdidas dejadas por los huracanes “Gustav” y “Ike” suman alrededor de cinco mil millones de dólares.

En un comunicado leído en la televisión cubana, las autoridades señalaron que “la acción combinada de los huracanes ‘Gustav’ y ‘Ike’ (...) la convierten sin duda alguna en la más devastadora en la historia de estos fenómenos meteorológicos en Cuba con relación a la magnitud de los daños materiales ocurridos”.

El huracán “Gustav”, arrasó el Occidente de Cuba, el pasado 30 de agosto, y el “Ike” cruzó todo el país de Este a Oeste desde el domingo por la noche hasta ayer y siguió dejando lluvias torrenciales en el Occidente.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles