Weekly News

Denuncian ‘robolución’ de los Chávez en Venezuela

17 de septiembre de 2008.

La extrema pobreza y el asfixiante calor son las principales características que identifican al estado llanero de Barinas, bautizado como la “cuna de la revolución” por ser el lugar donde, el 28 de julio de 1954, nació el hoy presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías.

Treinta y cuatro grados de temperatura reciben, cual fogonazo, a los viajeros que descienden de los modernos ómnibus, con aire acondicionado, que arriban a la sucia terminal de transportes de una ciudad donde lo que fue un secreto a voces por años se ha vuelto un arma política: que los padres y los cinco hermanos del presidente, en sospechosas circunstancias, han pasado en 10 años de ser una familia muy humilde a prácticamente adueñarse de Barinas.

Cualquiera en esta ciudad puede contar la historia de los Chávez. “Vivían en Sabaneta -a 35 kilómetros de Barinas- en una casita de caña con piso de tierra. Luego, cuando llegaron a Barinas, vivieron en una casita de 45 metros cuadrados que el Gobierno de Raúl Leoni daba a los pobres”, cuenta Rogelio Peña Alí, ex alcalde de Barinas y hoy candidato a la gobernación por el partido Acción Democrática.

El sostenimiento económico era difícil para la joven pareja formada por Hugo de los Reyes Chávez, profesor de primaria, y Elena Frías, empleada encargada de comprar alimentos para las escuelas estatales, por lo que encomendaron a la abuela Rosa Inés el cuidado de los dos hijos mayores: Hugo y Adán.

Cuenta el mandatario que “mamá Rosa” descendía de los indios del llano y que fue ella quien le inculcó la pasión por la historia con relatos sobre la guerra federal y los revolucionarios, que lo alentarían más tarde a ingresar al Ejército y detentar el poder por las armas.

En 1998, tras un fallido Golpe de Estado, dos años en la cárcel y el arribo a la Presidencia con un proyecto socialista, Hugo Chávez incita y apoya a su padre para que gane la gobernación de Barinas, con lo que se inicia un visible cambio en la forma de vida de su familia.

Durante los 10 años en que el patriarca de los Chávez se ha mantenido en el poder ha demostrado “corrupción e ineficiencia administrativa”, asegura Wilmer Azuaje, el ex diputado chavista que fue expulsado del Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, luego de que denunciara penalmente los malos manejos del gobernador.

NÓMINA FAMILIAR

Lo que hay en Venezuela es una falsa revolución y lo que hay en Barinas es una “robolución”, dice Azuaje. La malversación de fondos llegaría a 265 millones de dólares.

La entrega de más de 20 liceos a dedo y sin licitar a amigos y parientes se queda corta ante el descaro que significó la remodelación del estadio de Barinas para la Copa América de 2007.

“La obra, que aún no se ha terminado, costó 140 millones de dólares, con un sobreprecio de 35 millones”, recuerda Peña. “Sirvió para jugar un solo partido: Estados Unidos contra Paraguay”.

En este proyecto participó Adelis Chávez, quien fue nombrado vicepresidente ejecutivo de la Copa América, junto a Argenis Chávez, a quien se le creó el cargo de secretario de Estado de Barinas, para ayudar a gobernar a su anciano padre.

“En el mundo sólo hay dos secretarios de Estado: Condoleezza Rice y Argenis Chávez” bromean los barinenses.

Narciso, por su parte, fue sacado del país por el presidente luego de que en 1999 reconoció acusaciones de tráfico de influencias. Hugo Chávez “castigó” a Nacho nombrándolo embajador en Canadá y trasladándolo luego a La Habana, donde desde hoy maneja el intercambio comercial entre Venezuela y Cuba valuado en cuatro mil millones de dólares.

Adán renunció al cargo de ministro de Educación y aspira a reemplazar a su padre en la gobernación de Barinas, mientras que Aníbal, el menor de los hermanos, es el alcalde de Sabaneta, la polvorienta ciudad donde nacieron los Chávez.

Otros parientes también figuran en la nómina gubernamental: el primo Asdrúbal es el vicepresidente de Petróleos de Venezuela. El sobrino Cléber se encarga de programas sociales de Barinas. Enzo, otro sobrino, dirige en Cuba la refinería de Cienfuegos.



CAMBIO TOTAL A doña Elena, la madre de los Chávez, quien, como nos contó una vendedora de teléfonos celulares, “es de carácter fuerte y hasta dice groserías, igualita al presidente”, también le cambió la vida. En su papel de primera dama preside la Fundación del Niño. Desde el año 2000 fue denunciada por irregularidades en la institución benéfica.

Sin embargo, esto parece no afectarle. Pocas veces se expone al público y prefiere pasear por Europa y Estados Unidos que por las calurosas y estrechas calles de Barinas. Dicen quienes la han podido ver que los vestidos de seda floreados que acostumbran usar las mujeres de estas tierras los ha cambiado por prendas que llevan marcas de grandes diseñadores.

Siempre adornada con joyas y con lentes oscuros, Elena está casi irreconocible debido a la cantidad de cirugías que se ha practicado en la cara.

“Si no se ve la mano que roba se ve la mano que gasta”, comenta el ex alcalde Rogelio Peña, mientras que para el taxista Freddy Madueño, el mayor signo de ostentación son las potentes camionetas de vidrios polarizados en las que se movilizan los Chávez y a las que muchas veces ha tenido que dar paso, obligado por varios de los 150 policías motorizados que forman el grupo de escoltas de la familia.

TERRATENIENTES

Pero lo que más critican los barinenses, y que ha determinado que a la familia Chávez la apoden “la familia real de Barinas”, es su desmedida adquisición de tierras. “De una pequeña finca de 3 hectáreas que tenían hace 30 años han pasado a tener más de 17 (fincas) con más de 45 mil hectáreas a nombre de testaferros”, ha denunciado Azuaje.

“Paradójicamente Barinas fue la primera zona ‘liberada’ por la Revolución Bolivariana y epicentro de la reforma agraria que impulsó la Ley de Tierras del 2002”, cuenta Peña, quien fue uno de los despojados. “Pero a los Chávez que son los principales latifundistas de la región no les han quitado ni una sola hectárea”, añade.

Sin embargo, tanto Azuaje, que aspira a ser alcalde de Barinas por un partido independiente, como Peña, que enfrentará a Adán por la gobernación, están convencidos de que el próximo 23 de noviembre los Chávez perderán el trono.

Los Chávez solo tienen 35% de apoyo en Barinas, asegura Peña. Pero hay que estar atentos porque ellos impulsan acciones fraudulentas que multiplican sus votos, dice, y pone por ejemplo lo sucedido en elecciones pasadas cuando “en Barinas otorgaron dos y hasta tres cédulas a la misma persona. Entonces hay electores que votan en Barinas y también en municipios cercanos como Torunos o Fidel Páez, que son poblaciones rurales. Al final aparecen más electores que habitantes”.

Azuaje es más radical. En un mitin, frente a un ciento de pobladores prometió que quemaría la sede del Consejo Nacional Electoral si los Chávez se atrevían a alterar los comicios.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles