Weekly News

Teclean aún en México máquinas de escribir

17 de septiembre de 2008.

El mercado de máquinas de escribir mecánicas y eléctricas aún no teclea su última letra. Mientras en Estados Unidos y Europa prácticamente ha desaparecido la producción y venta de estos aparatos, México es un mercado de nicho y su fabricación sigue presentando crecimiento.

Según el reporte de la balanza de pagos del INEGI, en los últimos 3 años la exportación de las máquinas, tanto mecánicas como eléctricas, ha tenido un aumento promedio de 3.5 por ciento anual, al pasar su valor de 3.9 a 4.2 millones de dólares.

Además de los estudiantes y zonas rurales, las oficinas de Gobierno y otras instancias gubernamentales son las que siguen tecleando fuerte por aspectos de seguridad, explicaron directivos de las empresas del sector.

Incluso, de enero a mayo de este año, la exportación de máquinas de escribir llegó al millón 600 mil dólares, el doble de las importaciones del producto en el mismo periodo, que fueron por 800 mil dólares.

Desde hace 10 años se proyectaba su rápida extinción y para sorpresa de todos la caída ha sido gradual y se proyecta todavía una vida rentable de mediano plazo, explicó Enrique Moguel, director de Mercadotecnia de Brother.

Su persistencia en el mercado mundial, principalmente en las naciones en vías de desarrollo, ha sido aprovechada y explotada por al menos un par de empresas ubicadas en México: Olympia y Kores.

Olympia es una firma de origen alemán que en 1997 decidió concentrar toda su producción en el País y actualmente exporta a 140 países, desde su planta ubicada en el Estado de México.

“En promedio, 70 por ciento de la producción es para exportación, principalmente a países en vías de desarrollo de América Latina y África”, dijo Juan Varela, gerente de Calidad de la firma. En esos sitios los niveles de vida son muy bajos y enfrentan altos costos en los servicios de energía, que no les han permitido migrar hacia las nuevas tecnologías, refirió.

Junto con otros mercado de nicho, como las unidades militares y de Gobierno, donde prefieren crear sus documentos en máquinas, en lugar de una PC por cuestiones de seguridad.

Kores, dentro del segmento de consumibles como cintas y correctores, se ha colocado dentro de los principales proveedores para México, Centroamérica, Chile, Cuba, Panamá, República Dominicana y Venezuela, indicó Alfredo Borja, gerente de Mercadotecnia.

En cuanto a precios, las máquinas de escribir puede ser hasta tres veces más baratas que una computadora personal de escritorio con una configuración básica. De acuerdo con un sondeo, en promedio, un equipo mecánico en esta temporada escolar tiene un precio de 900 pesos y el eléctrico llega a mil 700 pesos, contra los 4 mil que puede costar una PC.

En el mercado empresarial o de Gobierno, se pueden ubicar 10 PCs por cada máquina de escribir, usada para la generación de algunos documentos que no pueden ser hechos por computadora, como el llenado de formatos, describió Borja.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles