Weekly News

La opinión de:
Lluvia E. Luna
Juárez el nuevo Tlatelolco

11 de octubre de 2008.

En esta ocasión me enfocare en historias urbanas que circulan por nuestra ciudad referente a los soldados y su (MAL) trato con la ciudadanía...

Lo que podría ser un mito es una realidad, la falta de tacto para dirigirse a ciudadanos comunes y corrientes.

Había escuchado una serie de quejas, desde violaciones por parte de estos sujetos, hasta abuso a familias enteras, sin importar genero, condición o edad.

Recordamos los abusos de 1968, donde asesinaron jóvenes y en muchos de los casos perdidas innecesarias de familias completas.

El entrenamiento de estos militares no ha cambiado, no es justo que los civiles estemos pasando por esto debido a la ineptitud de nuestros gobernantes para combatir el Narcotráfico.

Si es verdad que para combatir el narcotráfico se tienen que tomar medidas extremas, pero hay que recalcar que no todos los ciudadanos estamos involucrados en ese ambiente, y no son medidas justas el que seamos tratados por estos sujetos como si fuéramos delincuentes.

Estos soldados traen un entrenamiento para guerra, si por alguna razón alguien realiza una denuncia ciudadana, sin fundamento alguno, pueden llegar a tu hogar, golpearte a ti y a tu familia, destrozar tu vivienda pisotear tus derechos y garantías individuales, llevarse a miembros de tu familia o a ti, torturarte, sembrarte evidencias falsas y apresarte.

La instancia a la que puedes acudir en estas situaciones es a la Comision Nacional de Derechos Humanos, mas la respuesta no es inmediata y mientras tu familia y tu ya sufrieron los estragos de la mala aplicación de justicia con la que contamos.

En lo personal me ha tocado la desfortuna de observar estas injusticias con civiles inocentes.

Uno de los casos que observe y llamo mi atención y de donde partí para realizar la comparación del 68 con la actual, es cuando una madre de familia se encontraba con una cara desencajada en la CNDH y con lagrimas en los ojos me platicaba como los Soldados llegaron a su casa cuando ella no se encontraba, buscando a su hijo el cual tiene el mismo nombre del Padre de familia, al no encontrar al hijo se dirigen al padre, lo toman por la fuerza y a los pequeños que se encontraban con el, los encañonan , al padre se lo llevan a rastras de su casa, lo desaparecen por tres días, y por medio de la CNDH es trasladado al Cereso, con evidentes golpes de tortura, con trastornos psicológicos que difícilmente podrán ser sanados.

También platique con otra madre de familia, viuda por cierto, ella se encontraba en la CNDH para realizar una denuncia.

Los soldados el sábado pasado llegaron a su hogar buscando a uno de sus hijos, y sin una orden de cateo ni nada al respecto entraron a su casa, se la destrozaron, la amenazaron y se llevaron a algunas de sus pertenencias, antes de retirarse le dejaron bien claro que cazarían a su hijo.

Un joven de 19 años, ciudadano americano, trabajador, que de ser detenido por estos sujetos, hubiera sufrido torturas similares al del señor anterior y sin pruebas reales que lo culpen de algún delito

Solo la denuncia de un tipo es lo que avala a los soldados para buscarlo.

Que puedes hacer ante esto, no es que yo no tenga miedo de que estos sujetos tomen represalias contra mi persona y me hagan algún daño por alzar la voz, pero como ciudadana me siento comprometida a denunciar estos hechos, quizás ahora fueron estas familias , pero estos sujetos pueden llegar a ti o a tu familia el día de mañana.

Los ciudadanos exigimos a nuestros gobernantes hagan algo al respecto, para evitar todos estos abusos.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles