Weekly News

Rechazan migrantes vacunarse para ser residentes de EU

13 de octubre de 2008.

Luego de anunciarse que toda mujer que intente regularizar su situación migratoria o solicitar una visa de residente debe vacunarse contra el referido virus (con un costo de 500 dólares), la coalición emitió una declaración crítica contra la medida.

De acuerdo con el organismo de derechos humanos, la obligación de vacunarse no sólo inhibe las intenciones de las inmigrantes de regularizarse, por el alto costo que significa para las familias, sino parece carecer de sustento científico.

“Cuestionamos el requisito porque no incrementa el acceso al cuidado preventivo para las familias, no respeta el derecho de autodeterminación de las niñas y las jóvenes, y no considera el alto costo de las vacunas”, señaló.

Además hasta el momento no se ha informado claramente sobre la efectividad de la vacuna, sus efectos secundarios, ni las edades en que se debe aplicar, si bien en la práctica se exige incluso para niñas y jóvenes de entre 11 y 26 años.

Según CHIRLA, la medida lejos de fomentar los procesos de regularización migratoria, los inhibe y propicia así que las enfermedades prevalezcan.

En ese sentido demandó a las autoridades estadounidenses que cambien el enfoque, pues la detección temprana del virus del papiloma humano ayuda a prevenir muertes.

Por ejemplo, permitir a las comunidades inmigrantes el acceso al Papanicolau ya sea gratuitamente o a precios razonables y, sobre todo no condicionarlo al estatus migratorio, sería mucho más eficiente.

De hecho, en Estados Unidos el índice de cáncer de cérvix, derivado del virus del papiloma humano (enfermedad de transmisión sexual que también afecta a hombres), es mucho más alto entre mujeres latinas, que en anglosajonas o afroamericanas.

Así, la tasa de incidencia por cada 100 mil mujeres enfermas es de ocho, entre anglosajonas, 11 entre afroamericanas y 12 entre latinas.

Inicia Texas segregación de inmigrantes

Texas se convirtió en la primera entidad estadounidense en segregar a los extranjeros en sus licencias de conducir, al emitir un documento diferente para los inmigrantes.

La medida, que ya entró en vigor, sorprendió a políticos y grupos defensores de los inmigrantes, quienes realizan acciones para que sea derogada, pues la licencia sólo podrá ser obtenida o renovada demostrando la estancia legal en el país.

Desde el pasado 1 de octubre, las licencias de conducir para inmigrantes emitidas por el Departamento de Seguridad Pública (DPS) de Texas, son diferentes de las regulares, con el fin de que los agentes de policía puedan reconocerlas de inmediato.

Las licencias de los extranjeros contienen de ahora en adelante la leyenda “visitante temporal” y muestran la fecha en que expira la admisión legal del inmigrante para permanecer en Estados Unidos.

Bajo las nuevas reglas, no se otorgarán licencias de manejo a aquellas personas cuyo término de permanencia legal en Estados Unidos expire en menos de seis meses.

El DPS estima que de los 16 millones de personas con licencias de conducir en Texas, al menos dos millones pertenecen a inmigrantes y probablemente muchos de ellos son indocumentados.

La nueva medida fue calificada de “abrupta”, “irritante” y “dudosa” por el Fondo para la Asistencia Legal y la Educación del México-Americano (MALDEF, por sus siglas en inglés).





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles