Weekly News

Proclama el Papa cuatro nuevos santos

13 de octubre de 2008.

Los otro dos son el religioso italiano Gaetano Errico (1791-1860), fundador de la Congregación de los Misioneros de los Sagrados Corazones, y la religiosa clarisa india Alfonsa de la Inmaculada Concepción (1910-1946).

La proclamación se produjo en la plaza de San Pedro del Vaticano, a las 10:33 horas local (08:33 GMT) durante una misa solemne, a la que asisten los 253 obispos de todo el mundo que participan en el Sínodo de Obispos que se celebra este mes en el Vaticano.

Narcisa de Jesús Martillo Morán es el cuarto latinoamericano que el Papa Ratzinger eleva a la gloria de los altares y al culto universal en sus tres años y medio de Pontificado, en los que ha proclamado ya 18 nuevos santos.

Alfonsa de la Inmaculada Concepción, cuyo nombre de pila era Anna Muttathupadathu, es la primera santa india.

Tras la proclamación, las decenas de miles de presentes en la plaza vaticana, entre ellas unos diez mil ecuatorianos, rompieron en aplausos que duraron varios minutos y sonó música sacra.

Todas las miradas de los presentes se dirigieron hacia la fachada principal de la Basílica de San Pedro, donde cuelgan cuatro grandes retratos de los nuevos santos.

La canonización de los cuatro fue pedida al Papa por el arzobispo Angelo Amato, Prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, que estuvo acompañado de los Postuladores de las Causas.

RITO EN LATÍN

Tras las lecturas de unas breves biografías de los nuevos santos y el rezo de las letanías, Benedicto XVI procedió al rito de la canonización, una larga fórmula en latín.

“Con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y la Nuestra, después de haber reflexionado largamente, invocando muchas veces la ayuda divina y oído el parecer de numerosos hermanos en el episcopado, declaramos y definimos santos a los beatos Gaetano Errico, María Bernarda Butler, Alfonsa de la Inmaculada Concepción y Narcisa de Jesús Martillo Morán” .

“Establecemos que en toda la Iglesia sean devotamente honrados entre los Santos”, agregó Joseph Ratzinger.

Una vez proclamados santos fueron portadas sendas reliquias de los cuatro al altar donde se celebra la misa, para la veneración.

La reliquia de Narcisa de Jesús fue portada por la joven Edelmina Victoria Arellano, de 23 años, en la que se realizó cuando tenía siete años el milagro que ha llevado a la seglar ecuatoriana a la santidad.

A la ceremonia asiste una delegación ecuatoriana, presidida por el vicepresidente de Ecuador, Lenin Moreno, así como autoridades italianas e indias.

También asisten familiares de la nueva santa de ese país.

Narcisa de Jesús Martillo Morán fue beatificada el 25 de octubre de 1992 por el Papa Juan Pablo II y María Bernarda Butler fue beatificada el 29 de octubre de 1995 también por el Papa Wojtyla.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles