Weekly News

Se retan Mijares y Darchinyan en LA

14 de octubre de 2008.

Mijares (35-3-2, 14 KO’s) y Darchinyan (30-1-1, 24 KO’s), ambos poseedores de correas de campeones del mundo, se jugarán el título en lo que sería su última pelea en la categoría de los supermoscas.

“Quiero ganar este combate, completar mi tercer título en esta categoría y subir a los gallos”, dijo el nativo de Gómez Palacio, Durango, y agregó que no quiere algo distinto a “limpiar” la división y subir por más, algo predecible para un hombre que a sus 27 años quiere escribir la historia entre los mejores de México.

Para eso, por supuesto, tendrá que salir con la mano arriba después de cruzar guantes con el agresivo armenio, residente en Sydney, Australia, quien tampoco se ahorró palabras a la hora de hablar del combate: “a Mijares lo venden como la gran cosa y yo voy a enseñarle que no es así... en este combate él se va a dar cuenta que no le ha ganado a nadie, porque yo le voy a ganar”.

No se quedó en silencio Mijares ante la primera andanada verbal de su rival: “hablar es muy fácil... muchos hablan y veo que este hombre es de ese estilo, pero yo no soy de hablar... lo único que quiero es que pueda responder en el ring”.

Ultimando detalles de su preparación en tierras laguneras, el campeón unificado CMB y AMB, así como su equipo de trabajo, han declarado que tienen como meta llenar el Home Depot Center. Nacho Huízar, representante del campeón mexicano, reitera: “en las últimas peleas de Cristian se ha quedado gente afuera. En Gómez Palacio contra Alexander Muñoz hubo más de cinco mil personas sin boleto para entrar y en Monterrey, ante Sasakul, se quedaron fuera muchos seguidores”.

Eso para dar una idea del magnetismo y enorme crecimiento que ha alcanzado el zurdo comarcano, que en un año va por su cuarto combate: “hay que aprovechar”, dice Mijares, “me siento muy bien y mientras haya ganas y el cuerpo nos responda ahí vamos a estar”.

RIVAL PELIGROSO

Con un récord respetable y un físico de alto poder, Darchinyan tiene su única derrota ante el filipino Nonito Donaire, quien lo noqueó de forma espectacular en cinco asaltos para despojarlo del título mosca y luego ante el ruso Dimitri Kirilov conquistó el supermosca.

“Mi derrota ante Donaire fue una pelea muy equivocada en todo sentido, la preparación, la estrategia, pero yo soy el mejor en esta división y ya vieron que rápidamente recuperé el título y volví a ser campeón”, reitera un hombre que en su única aparición en Los Ángeles (Carson) le ganó por nocaut técnico al tijuanense Víctor Burgos, a quien de paso mandó al hospital con un coágulo en el cerebro.

Sin guardarse nada, frío en su actitud y resuelto en sus expresiones, el armenio se definió como “un tipo determinado y más fuerte que Mijares”, y agregó: “dice que se va a pelear en los gallos... pero es que esa es su única posibilidad, porque en los supermoscas no tendrá nada que hacer después de perder contra mí”.

A lo que Mijares contestó: “habla mucho porque está inseguro... nervioso... yo ya he enfrentado a peleadores así y ya ustedes saben cómo han terminado. Dice que ha mejorado su boxeo y que ha aprendido muchas cosas... le digo solamente que chango viejo no aprende maroma nueva”.

HACIA EL FUTURO

Aunque expresa su respeto por el rival del uno de noviembre, Mijares tiene planes precisos de cara a su futuro inmediato: “quiero la oportunidad de una pelea por el título CMB en los gallos contra el japonés Hosumi Hasegawa... creo que ese sería un gran regalo para la gente”.

Conocedor de las carteleras recientes en el Home Depot Center de Carson, con grandes combates como Márquez-Vázquez; De la Hoya-Forbes y Mayorga-Mosley, el mexicano descarta que ese sea un factor de presión: “es un estímulo, estoy feliz de pelear ante la gente de Los Ángeles... aquí hizo lo mejor de su carrera mi tío Vicente Mijares Saldívar y yo también quiero darles una gran pelea”.

En una hora dulce de su carrera, Cristian Mijares se plantea un reto mayor: llenar el Home Depot Center, ganarle a Darchinyan y después coronarse en los gallos.

El “Diamante Lagunero” en compañía de su representante Nacho Huízar, su entrenador y tío Ricardo “Pajarito” Mijares y su publirrelacionista Guillermo Rocha regresaron ayer mismo a la Comarca Lagunera para continuar su preparación tanto en el Puente de Ojuela como en su gimnasio, y regresará a tierras californianas el lunes 27 de octubre.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles