Weekly News

Presentan decreto para modificar diversos artículos de la Ley Electoral

16 de octubre de 2008.

Las Comisiones Unidas Primera de Gobernación y Puntos Constitucionales y la de Equidad, Género y Familia, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 43 y 59 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, someten a consideración de este Alto Cuerpo Colegiado el presente dictamen, elaborado en base a los siguientes:

ANTECEDENTES

1.- Con fecha diez de junio del año dos mil ocho, las diputadas a la Sexagésima Segunda Legislatura, Manuela Hernández Colomo, Alma Rosa Núñez González, Rosa María Baray Trujillo, Irma Patricia Alamillo Calvillo, Silvia Susana Muriel Acosta, María Ávila Serna y Nadia Hanoi Aguilar Gil, presentaron iniciativa con carácter de Decreto, a fin de que se reforme el artículo 40 de la Constitución Política del Estado; así como diversos artículos de la Ley Electoral del estado, a efecto de lograr la paridad electoral en la entidad.

2.- El C. Presidente del H. Congreso del Estado, en uso de las facultades que le confiere el artículo 30, fracción IX, de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, el día nueve de abril, tuvo a bien turnar a los integrantes de estas Comisiones, la iniciativa de mérito, a efecto de proceder a su estudio, análisis y posterior dictaminación.

3.- La iniciativa se sustenta en base a los siguientes argumentos: “El principio de igualdad de Mujeres y Hombres, así como la expresa prohibición de cualquier tipo de discriminación por razón de sexo, están recogidos en diferentes normas jurídicas.”

“La Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de discriminación contra la Mujeres, CEDAW por sus siglas en inglés, fue aprobada por la Asamblea General de la ONU en diciembre de 1979 y ratificada por nuestro país en 1982, dicha Convención, proclama el principio de igualdad de mujeres y hombres; En efecto, en su artículo 2, sus miembros se comprometen a Asegurar por ley u otros medios apropiados la realización práctica de éste principio”. “En nuestro país, un avance de la mayor importancia, fue la reforma al artículo 4 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que habla sobre la Igualdad de Mujeres y Hombres, principio que recoge la Constitución Política en nuestro Estado, desde entonces la Igualdad es un derecho fundamental de todas y todos, es por ello que ante éstos logros resulta indispensable que en la legislación secundaria, se reglamente lo que hoy se reconoce como una garantía constitucional.”

“Asimismo en el 2002 se expide el decreto por el que se crea el Instituto Chihuahuense de la Mujer y su Ley que tiene entre sus atribuciones principales: “Implementar políticas públicas que promuevan el desarrollo integral de las mujeres y su participación plena en la vida económica, social, política, familiar y cultural del Estado, así como consolidar las condiciones para que tomen parte activa en las decisiones, responsabilidades y beneficios des desarrollo, en igualdad de condiciones que los varones”.

“Chihuahua es un ejemplo a nivel Nacional por los avances legislativos que ha tenido en los últimos tiempos, entre ellos, la reforma penal integral en la que se hizo un esfuerzo para que contemplara la perspectiva de género y de la cual deriva la Ley Estatal por el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, primera en el país, misma que fue publicada el 24 de enero de 2007.” “El pleno reconocimiento de la igualdad formal ante la ley, aun habiendo significado, sin duda, un paso decisivo, ha resultado ser insuficiente. La violencia de género, la discriminación salarial, la discriminación en acceso a la igualdad de oportunidades, el mayor desempleo femenino, la todavía escasa presencia de las mujeres en puestos de responsabilidad política, social, cultural y económica, o los problemas de conciliación entre la vida personal, laboral y familiar muestran cómo la igualdad plena, efectiva, entre mujeres y hombres, aquella «perfecta igualdad que no admitiera poder ni privilegio para unos ni incapacidad para otros», en palabras escritas por John Stuart Mill hace casi 140 años, es todavía hoy una tarea pendiente que precisa de nuevos instrumentos jurídicos.”

“Resulta necesario, en efecto, una acción normativa dirigida a combatir todas las manifestaciones aún subsistentes de discriminación, directa o indirecta, por razón de sexo y a promover la igualdad real entre mujeres y hombres, con remoción de los obstáculos y estereotipos sociales que impiden alcanzarla. Esta exigencia se deriva de nuestro ordenamiento constitucional e integra un genuino derecho de las mujeres, pero es a la vez un elemento de enriquecimiento de la propia sociedad que contribuirá al desarrollo económico, político y social.” “Debe contemplarse asimismo, una especial consideración con los supuestos de doble discriminación y las singulares dificultades en que se encuentran las mujeres que presentan especial vulnerabilidad, como son las que pertenecen a minorías, las mujeres indígenas, las migrantes, las mujeres con capacidades diferentes, etc, lo que nos recuerda una arraigada persistencia de la desigualdad dentro de nuestra sociedad. Solamente desde una visión estrechamente jurídica o políticamente cínica, se puede decir que hoy en día todos los habitantes en nuestro Estado somos iguales en nuestros derechos fundamentales, pues basta con mirar la realidad para darnos cuenta de que esa igualdad es incierta, en la práctica, esas desigualdades persisten.”

“El principio de igualdad, debe atravesar todas las esferas de la vida social y política, conciliando el ámbito público y el privado, promoviendo la corresponsabilidad en la toma de decisiones y en el ejercicio del poder, garantizando que todas las voces sean escuchadas y se tomen en cuenta las necesidades más diversas en aras del bien común.” “Las mujeres han demostrado su voluntad y capacidad para aportar al desarrollo de México a través de su participación cada vez mayor en el mercado laboral, la cultura, el deporte, la política y otros espacios en donde antes era impensable su presencia. Esto ha traído una serie de satisfacciones personales y profesionales, pero también han tenido que enfrentar numerosos retos: las injusticias e inequidades de éstos ámbitos que no estaban creados ni preparados para las mujeres, acusaciones públicas y privadas por el descuido de la familia, jornadas dobles y triples de trabajo, el menosprecio de su talento y participación en la vida pública y mayores exigencias a su desempeño a causa del género.”

“Es por eso que éste proyecto de iniciativa tiene un horizonte mas amplio: una sociedad realmente igualitaria en la que prevalezca la solidaridad y corresponsabilidad entre mujeres y hombres dentro de la pareja, la familia, las relaciones sociales, etc. es decir instrumentar una política social de desarrollo a largo plazo que contemple la igualdad de oportunidades y derechos, en la que las mujeres no tengan que elegir entre su crecimiento individual y sus responsabilidades familiares, donde los hombres sean copartícipes del cuidado de sus hijos y las tareas del hogar, y en la que hombres y mujeres puedan decidir sobre su futuro y alcanzar su pleno desarrollo.” “La igualdad formal prevista en el artículo 4 de la Carta Magna evidentemente no corresponde a una igualdad real, por lo que las leyes deben establecer políticas compensatorias, como ya lo establece la ley general para la igualdad entre mujeres y hombres, al igual que las legislaciones más avanzadas como la de la Comunidad Económica Europea que en su Carta de Derechos fundamentales establece la igualdad de la mujer y el hombre, pero ha esto añade claramente que el trato compensatorio a favor del género menos representado, no viola el principio de igualdad, principio aceptado muchos años en nuestro país en relación con obreros y campesinos pero no con la mujer, circunstancia ésta que sirve de base para la presente propuesta de iniciativa de ley.”

“Por último, es importante otorgar a través de este medio un merecido reconocimiento al Instituto Chihuahuense de la Mujer, por su valiosa intervención en el presente documento. Asimismo, invitamos abiertamente a todos los sectores de la sociedad para que fortalezcamos el contenido de la iniciativa y hagamos de ella una herramienta fundamental en materia de igualdad.”

4.- Al entrar al análisis de la iniciativa en comento, las Comisiones Unidas Primera de Gobernación y Puntos Constitucionales y la de Equidad, Género y Familia formulan las siguientes:

CONSIDERACIONES I.- El H. Congreso del Estado, a través de estas Comisiones de Dictamen Legislativo, es competente para conocer y resolver sobre la iniciativa de antecedentes, según lo dispuesto por el artículo 58 de la Constitución Política del Estado; así como los numerales 43, 46 y 59 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo.

II.- El día 7 de octubre del presente año, se reunieron los diputados integrantes de las Comisiones Primera de Gobernación y Puntos Constitucionales y de Equidad, Género y Familia, a discutir y analizar las iniciativas pendientes de las comisiones, entre ellas la de paridad electoral en materia de perspectiva de genero. En base a esta reunión se decidió que la iniciativa mencionada se trasladará a la mesa de análisis y estudio para Ley Electoral del Estado, ya que se basa en aspectos totalmente ligados a esta reforma que se llevara a cabo en la entidad.

Esto se realiza para no invadir funciones que son puramente de carácter electoral y que una vez que se empiece a trabajar este proyecto, se tomen en cuenta las anteriores propuestas, teniendo un panorama amplio del tema. Por las consideraciones anteriormente expresadas, las Comisiones Unidas Primera de Gobernación y Puntos Constitucionales y de Equidad, Género y Familia, con fundamento en los artículos 57 y 58 de la Constitución Política del Estado; 43, 52, 59, 99, 102 y demás aplicables de la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado de Chihuahua, nos permitimos proponer a esta Asamblea Legislativa el siguiente proyecto de:

ACUERDO ARTÍCULO ÚNICO.- Remítanse las propuestas de reforma sobre paridad electoral en cuanto a perspectiva de genero, a la mesa de estudio, análisis y redacción en materia electoral, para que estén en oportunidad de ser discutidas y, en su caso, incorporadas en especie a la Ley Electoral del Estado de Chihuahua.

ECONÓMICO.- Aprobado que sea, túrnese a la Secretaría a efecto de que se elabore la minuta de Acuerdo en los términos que corresponda. Dado en el Salón de Sesiones del Palacio Legislativo, en la ciudad de Chihuahua, Chihuahua, a los dieciséis días del mes de octubre del año dos mil ocho.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles