Weekly News

La opinión de:
Sergio Armendáriz
Poética educativa urbana

27 de octubre de 2008.

El Diputado Ricardo Yáñez Herrera, Presidente de la Comisión de Obras y Servicios Públicos Ciudadanos del Congreso del Estado de Chihuahua enfatizó...

El día miércoles 22 de Octubre de 2008, en el Salón Francisco I. Madero del Ayuntamiento de Ciudad Juárez, el Diputado Ricardo Yáñez Herrera, Presidente de la Comisión de Obras y Servicios Públicos Ciudadanos del Congreso del Estado de Chihuahua, en compañía de distinguidos representantes del Gobierno del Estado y Municipal, dio curso al desarrollo del Foro Regional de Ciudad Juárez, que prácticamente finaliza el proceso de consulta pública respecto a la formulación de la Nueva Ley de Desarrollo Urbano para nuestra entidad federativa.

En el mencionado escenario se enfatizó la intención de contribuir a la puesta en vigencia de un desarrollo urbano sustentable, caracterizado por una planeación que considere los criterios de integralidad, corresponsabilidad, subsidiariedad, descentralización, transparencia y una educación en la promoción inteligente y efectiva de la cultura ecológica, tendente a la realización de un estado democrático y plural.

De la misma manera, fue perceptible la inquietud de operar la consulta en torno a la Nueva Ley de Desarrollo Urbano hasta el momento inmediatamente previo a su aprobación legislativa final, la que muy posiblemente ocurrirá durante el ya muy próximo mes de Noviembre de 2008 cuando se cumplimenten todos los requisitos formales implicados. Sin olvidar que es imprescindible garantizar el respeto pleno a la nueva legislación, estableciendo el Reglamento respectivo de la misma.

Es por demás claro que el aspecto educativo y cultural, entendido como el trabajo cotidiano de civilización, no simplemente como espectáculo esporádico y de consumo masivo, significa el verdadero paso hacia un urbanismo concentrador de lo mejor de las actividades de reproducción y transformación social. La educación es pilar fundamental en todo país o comunidad y necesariamente responde a una serie de metas y objetivos.

La educación permite inculcar valores fundamentales y la transmisión del legado cultural; apoya el desarrollo personal de jóvenes y adultos; promueve la democracia e incrementa la participación social especialmente de mujeres y minorías; impulsa el entendimiento entre culturas y la solución pacífica de conflictos, mejora también la salud y el bienestar, finalmente, apoya el desarrollo económico reduciendo la pobreza y aumentando la prosperidad de todos.

Hoy se contempla la posibilidad de que la economía de un país crezca gracias al aumento del valor económico generado por sus ciudadanos. Los modelos económicos del nuevo crecimiento enfatizan la importancia del nuevo conocimiento, de la innovación y del desarrollo de las capacidades humanas como fuentes de crecimiento económico sostenible. La educación y el desarrollo de capacidades humanas no sólo permiten agregar valor a la economía, sino contribuir al patrimonio cultural, participar en la sociedad, mejorar la salud de sus familias y comunidades, preservar el medio ambiente e incrementar su propia capacidad para continuar desarrollándose y realizando aportes; generando así un círculo virtuoso de realización personal y de contribuciones.

Es mediante el acceso a una educación de calidad para todos, sin distinciones de género, etnia, religión o lengua, que se multiplican las contribuciones personales y que los beneficios del crecimiento económico se distribuyen y disfrutan equitativamente. En la lógica del desarrollo urbano sostenible, es indispensable vincular el mejoramiento de la educación al crecimiento económico universal y global sustentable.

El enfoque en el plano de las políticas educativas permite aumentar la capacidad de los educandos, fortalecer la participación de los ciudadanos y de la fuerza laboral, agregando valor a la sociedad y a la economía, aplicando los conocimientos de las asignaturas escolares en el sentido de la resolución de problemas complejos, encontrados en situaciones reales de la vida laboral y cotidiana. No habrá nuevo urbanismo civilizador posible, si no se cuenta con el activo involucramiento de los diversos sistemas educativos existentes, es decir, con la intensa participación tanto de su escuela básica como de sus universidades.

El nuevo urbanismo que abandera Chihuahua con su renovada Ley, aspira a transformarse en ruta progresista de la refundación del México con su grandeza siempre latente, amorosa parte fundamental de la espera emotiva de sí mismo.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles