Weekly News

Investiga EU la infiltración de narcotraficantes en su embajada

28 de octubre de 2008.

Washington.- El Gobierno de Estados Unidos investiga la presunta infiltración de narcotraficantes en su embajada en México pero, por ahora, no piensa hacer cambios en su personal, afirmó hoy un funcionario de la DEA en Washington.

No hemos confirmado aún que esta infiltración tuvo lugar. Es algo que nos preocupa y que estamos revisando. No estamos planeando cambiar o sacar a nadie de la embajada en estos momentos", dijo en una rueda de prensa Anthony Placido, director de Inteligencia de la Dirección Estadounidense Antidrogas (DEA).

Placido convocó a los medios de comunicación para destacar el arresto de Eduardo Arellano Félix, el líder del cartel de Tijuana, el pasado 25 de octubre, que supuso, según los gobiernos de ambos países, la desarticulación y desmantelamiento de esa organización delictiva.

El funcionario estuvo acompañado del subsecretario mexicano para Inteligencia y Estrategia de la secretaría de Seguridad Pública federal, Facundo Rosas.

Sin embargo, la rueda de prensa estuvo dominada por la infiltración, confirmada por la fiscalía mexicana, del cartel de los hermanos Arturo y Alfredo Beltrán Leyva en la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo), la entidad antimafia en México.

Esta circunstancia fue descubierta como parte de la llamada Operación Limpieza que la PGR mexicana inició en agosto pasado.

Según el diario mexicano El Universal, esa infiltración también tuvo lugar en la embajada de EE.UU. en la Ciudad de México.

Preguntado sobre la vulneración de los protocolos de seguridad en la legación diplomática, Placido insistió en que "hasta el momento" no tienen "evidencias contundentes en contra de nadie".

El incidente, en todo caso, no implica una pérdida de confianza en la gestión del presidente mexicano, Felipe Calderón, en contra del crimen organizado.

"No hemos perdido confianza, es exactamente lo contrario: tenemos confianza amplia en el Gobierno de México que ellos están persiguiendo a los narcos y toda la delincuencia, incluyendo la corrupción" que es parte del esquema delincuencial, enfatizó.

Placido reconoció que el trabajo policial de Estados Unidos, en particular en México, conlleva riesgos pero "el peligro de no hacer nada más que compensa el peligro que afrontamos al combatir a nuestros adversarios, que en realidad intentan algo más que vender drogas, intentan minar nuestro estilo de vida, el de los mexicanos y de gente en todo el mundo".

Citando cifras de Naciones Unidas, recalcó que el narcotráfico genera 323.000 millones de dólares anuales y "con esas cifras es imposible que los narcotraficantes no vayan a corromper a algunos oficiales en ambos lados de la frontera".

Por su parte, Rosas tampoco pudo confirmar la presunta infiltración de los narcotraficantes en la embajada estadounidense porque, aseguró, "es un asunto que está exclusivamente" bajo mandato de la Siedo.

El Gobierno de México, agregó, mantiene un "combate frontal" y un "trabajo muy intenso" contra el narcotráfico y el crimen organizado, y su objetivo es "llegar hasta el fondo" de las investigaciones y castigar a los responsables.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles