Weekly News

Conmociona a pueblo de EU complot contra Obama

28 de octubre de 2008.

Causó conmoción local el enterarse que un veinteañero que se crió entre ellos es uno de dos supremacistas blancos acusados de confabularse para cobrar numerosas víctimas, entre ellas el candidato presidencial demócrata.

Este pueblo circundado por cultivos de algodón es seguro y por cierto no es notorio por albergar neonazis, según la mayoría.

"Si teníamos cabezas rapadas en este condado yo no me enteré. Apenas sabíamos quiénes eran", dijo Sam Lewis, que vive frente a la casa de la madre del sospechoso Daniel Cowart. Cowart, dijo, se crió en ese barrio cómodo y bien mantenido y no se le conocía como problemático.

"Su madre es una dulzura y esto nos toma por total sorpresa", agregó Lewis.

A Cowart, de 20 años, se le acusa junto con Paul Schlesselman, 18, de Helena-West Helena en Arkansas, de haberse confabulado para planear una matanza de gente de color, a tiros y decapitándolas, para terminar matando a Obama. Los cargos se dieron a conocer ayer lunes.

Las autoridades federales acusaron a ambos de posesión de un arma de fuego no registrada, organización ilícita para robar armas de fuego y amenazas a un candidato a presidente. Estaban detenidos sin derecho a fianza.

Las autoridades los describen como cabezas rapadas neonazis y una declaración jurada de un agente federal dice que trazaron un plan para matar a 88 personas, de las cuales pensaban decapitar a 14.

Los números 14 y 88 son símbolos del submundo de los cabezas rapadas, dijeron las autoridades, aludiendo a una frase de 14 palabras atribuida a un supremacista blanco preso: "Debemos asegurar la existencia de nuestro pueblo y un futuro para los niños blancos", y a la octava letra del alfabeto, la H. Dos 8 (o H) simbolizan "Heil Hitler".



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles