Weekly News

La Opiniòn de:
Edna Lorena Fuerte
* HACIA 2009

28 de octubre de 2008.

De cara al proceso electoral federal del año entrante, se está perfilando un escenario un tanto distinto...

al que vivimos en las pasadas elecciones, definido por una serie de circunstancias que impactarán en el comportamiento de varios actores involucrados: partidos, IFE, medios, gobiernos y, por supuesto, ciudadanos. Veamos algunas de esas condiciones.

Las penalizaciones impuestas por el Tribunal Federal Electoral a los partidos, sancionando actos en los que incurrieron durante la elección presidencial del 2006, han provocado fuertes inconformidades entre los partidos políticos a los que se les está multando con sumas considerables y ahora se espera que paguen y, más aun, que escarmienten en sus actitudes políticas para los siguientes procesos.

El cumplimiento de la ley implica que las autoridades implementen los mecanismos necesarios para asegurarlo; las reglas, en sí mismas, no tienen ninguna utilidad si no pueden ser aplicadas eficazmente, de modo que las disposiciones que ha tomado el tribunal para sancionar a los partidos deben ser cumplidas a cabalidad.

Finalmente la normatividad en una sociedad nace de la sanción, no podemos esperar que, ante el incumplimiento, no se haga nada. En el caso de los partidos políticos es aun más delicado el asunto, pues se trata de entidades públicas que se sostienen con recursos del erario, de modo que pagar estas multas es, digamos, "devolver" al Estado algo que se le dio y utilizó de una manera indebida.

¿Dónde está el agravio para los miembros de los partidos, si no se les está quitando dinero que les pertenezca?, es dinero de todos los mexicanos. Los partidos deben hacerse responsables de sus acciones y trabajar en consecuencia, si en este momento han sido multados es porque no han cumplido con los lineamientos que marca la evolución de nuestro sistema democrático.

Por otro lado, la nueva regulación que en materia de medios de comunicación se ha aprobado impactará directamente en la evolución del proceso electoral, pues la influencia mediática que hemos observado en las últimas campañas, se verá totalmente acotada con las nuevas disposiciones, y los partidos tendrán que construir nuevas estrategias en la difusión y creación de sus mensajes.

Veremos en esta campaña cómo se modifican las formas de acción políticas ante estas nuevas restricción y qué tanto abona esto en orden y eficacia de la vida política nacional en el terreno electoral, cómo impacta a los ciudadanos y qué implicaciones tendrá esto en la definición política de la ciudadanía. Las campañas mediáticas que encontraron su etapa cumbre con la aparición de Vicente Fox, o la "guerra sucia" del 2006, deberán desaparecer bajo esta nueva reglamentación, y lo que tendremos que observar es si con ello se consigue una mayor civilidad política, o se abren nuevas trincheras para las viejas batallas.

Los sistemas son perfectibles, evolucionan, se van adecuando a las nuevas exigencias de la sociedad, en este sentido, nuestro sistema electoral ha tenido vaivenes que lo han llevado de ser una de las instituciones con mayor credibilidad, a ser duramente cuestionado por la forma en como ha llevado el arbitrio de nuestra democracia, es necesario por ello que recupere la confianza de los ciudadanos, y el 2009 será un año crucial para ello.

Los partidos deben desarrollarse al nivel de las exigencias, generar aportaciones reales a la vida democrática y no continuar en esa versión parasitaria en la que están instalados. En una democracia partidaria éstos deben ser los puentes que vinculen a los ciudadanos con los gobiernos, el contacto más directo con la sociedad que haga real el concepto de representatividad, lo que hasta el momento no han sido.

Y los ciudadanos también debemos tomar parte activa en estos procesos, la reglamentación electoral debe encaminarnos a una educación democrática que fomente la participación, la conciencia y la valoración de lo público. Es sustantivo establecer una mayor cercanía entre la gente y la vida democrática, pues el "gobierno del pueblo" no puede omitir la presencia de éste y sólo recordarla durante los comicios. Las naciones se construyen de ciudadanos y no de votantes.

Para este 2009 hay muchas expectativas hacia el orden electoral que observaremos, y deberemos estar muy vigilantes de la forma en como se conducen todos los actores. No podemos asegurar que vivimos en democracia sin los pilares que la sustenten, la legalidad electoral es base de credibilidad, representatividad y gobernabilidad, no podemos permitirnos como Nación seguir en el desaseo y la muy poca vergüenza con que se conducen muchos de nuestros políticos en épocas electorales.

MEMORIA Y JUSTICIA

A 40 años de la noche de Tlatelolco se han levantado muchas voces de nuevo, la memoria es fuerte y preserva del olvido lo que aun es necesario. El 68 abre el episodio de la historia moderna de nuestro país, una historia inconclusa que se resiste a ser escrita porque aun se le está debiendo mucho, más que recuerdos pide justicia. Es justo saber, señalar, decir con claridad quiénes fueron los responsables; a cuatro décadas de esas muertes todos seguimos esperando saber. El olvido que condena a repetir la historia es el peor camino para los pueblos, nunca es tarde para la verdad.

Soy Edna Lorena Fuerte y mi correo es [email protected] para sus comentarios. Gracias.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles