Weekly News

Norcorea amaga con convertir a Corea del Sur en ‘escombros’

29 de octubre de 2008.

Corea del Norte advirtió ayer que atacará a Corea del Sur y que la reducirá a “escombros” si continúa lo que dice son actividades de confrontación contra el país comunista.

La amenaza se produjo un día después de que el Gobierno norcoreano demandase durante breves conversaciones en la frontera que Corea del Sur frene el flujo de propaganda hacia el Norte, en momentos en que activistas enviaron miles de volantes contra el Gobierno de Pyongyang al otro lado de la frontera común.

En su amenaza del martes, Corea del Norte dijo que cortará todos los lazos con su vecino del Sur si continúa “el jaleo confrontacional”.

Pyongyang mencionó los volantes de propaganda y recientes amenazas de un general sudcoreano de lanzar un ataque preventivo contra sus sitios nucleares.

“Las autoridades marionetas deben entender que un ataque preventivo por nuestra parte reduciría a escombros todo lo que se opone a la nación y la reunificación”, dijeron las Fuerzas Armadas norcoreanas en una declaración publicada por la agencia noticiosa oficial KCNA.

Las relaciones entre ambas Coreas han sido más tensas desde que el presidente sudcoreano Li Muyung-bak asumió el cargo en febrero con promesas de ser más firme con Pyongyang. Las dos partes no tuvieron contactos oficiales hasta una reunión militar previamente este mes y las conversaciones de 20 minutos del lunes.

Este mes, el general Kim Tae-young, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Corea del Sur, dijo a un comité parlamentario que sus tropas estaban preparadas para atacar presuntos sitios nucleares norcoreanos si el país comunista intentaba usar armas atómicas contra su vecino del Sur.

Norcorea ha demandado que el Sur impida a activistas enviar globos con volantes contra Pyongyang a través de la frontera y dice que los mismos violan un acuerdo bilateral de 2004.

Creen que líder de Norcorea gobierna desde el hospital

El líder norcoreano Kim Jong Il parece haberse recuperado suficientemente bien de un ataque de apoplejía como para conducir el país sin dificultades, dijo ayer el titular del Servicio Nacional de Inteligencia de Corea del Sur, pero el primer ministro japonés dijo que probablemente está impartiendo las órdenes desde su lecho en un hospital.

El primer ministro Taro Aso dijo a los legisladores en Tokio que su Gobierno tiene información de que Kim presumiblemente sigue hospitalizado. “Su estado no es muy bueno. Sin embargo, no creo que sea totalmente incapaz de tomar decisiones”.

El jefe del servicio de Inteligencia, Kim Sung-ho, dijo a los legisladores en Seúl que el líder norcoreano “no está físicamente perfecto”, pero que parece seguir al mando.

Funcionarios sudcoreanos y estadounidenses dijeron que Kim, de 66 años, tuvo el ataque en agosto, pero Corea del Norte lo ha negado enérgicamente.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles