Weekly News

Resta importancia Obama a complot

29 de octubre de 2008.

El candidato demócrata, favorito de las encuestas, dijo no creer que los dos jóvenes detenidos quisieran matarlo, y destacó que los grupos racistas han sido “marginados” de la campaña electoral.

Interrogado sobre si estaba preocupado por su seguridad, Obama contestó: “Tengo los mejores tipos del mundo. El Servicio Secreto”.

“Miren, pienso que lo que llama la atención de esta campaña es el grado en que este tipo de grupos racistas han sido marginados”, dijo Obama al canal KDKA de Pensilvania.

Y es que “ése no es nuestro futuro”, agregó.

“Llegué a la conclusión de que a la gente no le importa de qué color es uno, lo que quieren saber es si va a cumplir”, afirmó.

El lunes la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos anunció la desarticulación de un complot para asesinar a Obama encabezado por Daniel Cowart y Paul Schlesseman de ideología supremacista en Jackson, Tennessee.

Según documentos judiciales, los dos muchachos pretendían matar a 102 personas de raza negra e intentar “asesinar al candidato (demócrata) a la Presidencia Barack Obama”.

Obama es vigilado desde el año 2007 por el Servicio Secreto en respuesta a una petición de su campaña, que adujo que el senador por Illinois estaba expuesto cada vez más a mayores concentraciones de personas.

Sin embargo, reportes de prensa indican que el aspirante demócrata habría recibido múltiples correos electrónicos amenazantes.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS), al que pertenece el Servicio Secreto dijo entonces que la asignación de agentes de seguridad no era en respuesta a una amenaza específica.

Es inusual obtener protección para un candidato con tanta anticipación, la Ley federal requiere que un comité especial del Senado apruebe la asignación del Servicio Secreto, pero en esa ocasión el senador por Illinois la obtuvo.

La legislación requiere que se trate del principal candidato de un partido reconocido, que la campaña tenga organización en al menos 10 estados, haya reunido cierta cantidad de dinero y tenga presencia en las principales encuestas electorales.

En febrero del año pasado, Obama manifestó en una entrevista que no temía por su seguridad, pero se negó a contestar directamente si había recibido amenazas de muerte.

El Servicio Secreto tiene como política no comentar el despliegue de agentes dedicados a la protección de dignatarios o candidatos a puestos de elección.

El reverendo Jesse Jackson también fue protegido con anticipación por el Servicio Secreto debido a las violentas amenazas durante su campaña por la carrera presidencial en 1980.

En la pasada contienda presidencial los demócratas John Kerry y John Edwards les fue asignada vigilancia del Servicio Secreto en febrero de 2004, sólo nueve meses antes de la elección.



Votan e invitan a votar desde el espacio Edward Michael Fincke y Greg Chamitoff astronautas norteamericanos enviaron desde el espacio un mensaje a sus compatriotas para invitarlos a votar. Con el Himno Nacional estadounidense como fondo musical, ambos habitantes de la Estación Espacial Internacional aseguran que el próximo 4 de noviembre ejercerán su derecho constitucional para elegir a su próximo gobernante y votarán desde el cosmos.

En el video, difundido mediante la página Web de la NASA, Fincke y Chamitoff afirman: “Si nosotros podemos votar, tú también”.

El método electrónico de votación segura fue generado por la oficina del condado de Brazoria (Texas) y será enlazado por el Centro Espacial de control de Misiones Johnson de la NASA. Un correo electrónico será enviado desde el Condado a la tripulación de la Estación Espacial, una vez que hayan emitido su voto, el correo electrónico será devuelto a su dirección de origen para ser oficialmente registrado.

Desde 1997 se aprobó el proyecto de Ley que permite a los astronautas votar desde el espacio.

Califican de burdo plan de atentado

El plan de dos racistas blancos para asesinar al candidato a la Presidencia de Estados Unidos, Barack Obama, y a un centenar de estudiantes negros era demasiado burdo y desorganizado como para tener éxito, dijeron ayer sus familiares y las autoridades del estado de Tennessee.

Paul Schlesselman, de 18 años, y Daniel Cowart, de 20, fueron acusados formalmente de concebir ese plan y para ello contaban con armas, según documentos presentados ante las autoridades por la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF, por sus siglas en inglés).

“Hablaban mucho, pero nunca hubiesen llegado a hacer algo así”, señaló el padre de Cowart. Esa afirmación coincide con los documentos presentados ante las autoridades, que revelan que los conspiradores nunca estuvieron ni siquiera cerca de poner en marcha el plan.

Consultado sobre si los conspiradores conocían actividades o planes de Obama, un agente policial que pidió que no se le identificara dijo que no creía que “estuvieran en posesión de ese nivel de detalles”.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles