Weekly News

Cierra el Vaticano puertas al sacerdocio a homosexuales

31 de octubre de 2008.

El texto precisa que no basta con comprometerse a no mantener relaciones sexuales, sino que es necesario valorar también la orientación sexual.

Se trata del documento “Orientaciones para el uso de las competencias de la psicología en la admisión y en la formación de los candidatos al sacerdocio”, que fue presentado por el cardenal Zenon Grocholewski, prefecto de la Congregación para la Educación Católica, encargada de su preparación.

Según el escrito, la Iglesia tiene la tarea de discernir la vocación e idoneidad de los aspirantes a sacerdotes por doble motivo, para “salvaguardar el bien de la propia misión y al mismo tiempo el de los candidatos”, y puede recurrir a psicólogos para evaluar el carácter y el equilibrio de los candidatos.

Los sacerdotes, precisa el documento, tienen que tener un “sentido positivo y estable de la propia identidad viril, de relacionarse de forma madura con otras personas, capacidad de corregirse, gusto por la belleza entendida como esplendor de la verdad y la capacidad de integrar su propia sexualidad en consideración a la obligación del celibato”.

“En la valoración de la posibilidad de vivir en fidelidad y alegría el carisma del celibato hay que tener presente que no basta asegurarse la capacidad de abstenerse del ejercicio de los genitales, sino que es necesario valorar la orientación sexual. La castidad por el Reino es mucho más que la simple carencia de relaciones sexuales”, señala el texto.

El documento añade que el camino formativo “deberá ser interrumpido” en el caso en el que el candidato a pesar de “su esfuerzo, el apoyo del psicólogo o de la psicoterapia continuase manifestando incapacidad para afrontar sus graves problemas de inmadurez”.

Entre esos “graves problema de inmadurez”, el Vaticano incluye “fuerte dependencia afectiva, notable carencia de libertad en las relaciones, excesiva rigidez de carácter, falta de lealtad, identidad sexual incierta y tendencias homosexuales fuertemente radicadas”.

Genera polémica opulenta fiesta del hermano del Papa

Según informes de prensa el hermano mayor de Benedicto XVI, Georg Ratzinger, quiere celebrar el próximo 12 de enero su cumpleaños en la Capilla Sixtina del Vaticano, fiesta que costará mil euros, será auspiciada por los católicos de Alemania, mediante impuestos que son entregados voluntariamente a la Iglesia.

Esta decisión, que ha causado una gran polémica en el país, supondrá el traslado de 127 músicos a Roma (90 de Alemania y 37 de Austria) además del opulento banquete que se le ofrecerá al también miembro de la Iglesia Católica.

El que los seguidores de estas religiones destinen parte de su dinero a la Iglesia no es nuevo, en Alemania existe una tradición de colaborar con parte de sus impuestos. Un 70 por ciento de los ingresos de las iglesias Protestante y Católica proviene desde ahí. Sigrid Grabmeier, portavoz de la rama alemana de We are Church, declaró que “Es un ejemplo perfecto del uso abusivo de los impuestos eclesiásticos”, en tiempos de crisis económica mundial.

Ante la polémica generada, es probable que cambie la fuente de financiación de la fiesta de cumpleaños. “Estamos entregando el dinero, pero lo vemos más como un préstamo”, dijo el portavoz del Obispado de Ratisbona.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles