Weekly News

Se disparan tasas de tarjetas de crédito

3 de noviembre de 2008.

En septiembre la tasa de interés que cobran las tarjetas de crétito se disparó siete puntos porcentuales para ubicarse en 41.48 por ciento en promedio, su nivel más alto desde 2004, cuando el Banco de México inició sus registros, señaló un reporte de Agregados Monetarios.

Además, durante septiembre el crédito al consumo que otorgaron los bancos comerciales y las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes) de los grupos financieros, cayó en mil 292 millones de pesos con relación al mes previo, de acuerdo con un informe preliminar del Banco de México (Banxico).

Esta caída refuerza la tendencia a la baja que desde mayo había mostrado el financiamiento a los hogares y que podría profundizarse con la desaceleración económica.

Al cierre de septiembre el crédito vigente al consumo sumó 462 mil 59 millones de pesos, frente a los 463 mil 351 millones de pesos de agosto.

El principal renglón de este tipo de financiamiento, es el correspondiente a tarjetas de crédito.



Con relación a septiembre del año pasado, la tasa que cobran las tarjetas de crédito subió 9.8 puntos porcentuales en promedio.

Las estadísticas, aún preliminares, señalan que bancos y Sofomes reportaron en septiembre un saldo de crédito vigente por 286 mil 128 millones de pesos, monto inferior en mil 167 millones al observado en agosto. Medido a tasa anual, el freno que metió el financiamiento también es notorio.

En septiembre, el crédito vigente al consumo creció 0.7 por ciento real respecto a igual mes del año pasado, su crecimiento más bajo desde noviembre de 1999, cuando aumentó solo 1.1 por ciento.

Y el crédito vía tarjetas aumentó 3.1 por ciento en septiembre, su avance más pequeño desde enero del 2000. Esta contabilidad del Banxico agrupa el financiamiento tradicional de bancos y el otorgado por Banamex y Santander a través de sus Sofomes.

En marzo pasado, Banamex creó una Sofom llamada “Tarjetas Banamex” a la cual transfirió su cartera de crédito al consumo.En septiembre, Banco Santander realizó una operación similar.



Tal situación motivó que las estadísticas que presenta mensualmente el Banxico en su reporte de agregados monetarios y que sirven como guía para conocer el comportamiento del financiamiento al sector privado, quedaran incompletas porque sólo contabilizaron la banca tradicional.

Sin la actividad de Banamex y Santander, se desconocía la evolución real del crédito al consumo a los hogares. Como parte de un reporte que dará a conocer el 28 de noviembre próximo, Banxico adelantó datos a que incluyen tanto a bancos como a Sofomes.

Las Sofomes en general son entidades financieras que pueden otorgar crédito a distintos sectores, no pueden captar recursos, no requieren autorización del gobierno para constituirse y no están reguladas. Tienen ventajas fiscales y se constituyen como empresas mercantiles.

Las Sofomes que pertenecen a grupos financieros sí están reguladas y vigiladas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Rescatan ‘family office’ a Pymes

Con mercados financieros cerrados y la escasez del crédito bancario, los “family office” se convierten en la mejor alternativa de financiamiento para las Pymes. Son inversionistas independientes, familias mexicanas adineradas o extranjeras que han hecho fortuna en México.

Destinan entre 5 y 10 por ciento de su portafolio a inversiones de capital de riesgo, a pequeñas y medianas empresas de alto impacto o con un proyecto viable y con riesgo medido, y se encuentran cerca de consultorías empresariales buscando oportunidades de inversión, explicaron fondos de capital privado y aceleradoras de empresas.

Inyectan capital a una empresa desde 100 mil dólares hasta 10 millones de dólares y llegan a obtener hasta 30 por ciento de las acciones de una empresa a un plazo de 5 años a cambio de un rendimiento anual del 25 por ciento, en promedio. En 2008 estos inversionistas privados inyectaron capital a Óptima Energía, Transparencia Médica, Farmatel, Café Punta del Cielo y Grupo Daniel Espinosa.

“Hay escasez de crédito y las empresas necesitan seguir operando, voltean a ver al capital riesgo en busca de liquidez. “En estos momentos, los ‘family office’ son los que tienen el dinero disponible”, dijo Luis Antonio Márquez Heine, director ejecutivo de la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap).





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles