Weekly News

Se reúne Gordon Brown con ex terroristas sauditas

3 de noviembre de 2008.

El primer ministro británico, Gordon Brown, se reunió ayer con ex detenidos de la prisión de Bahía de Guantánamo, Cuba, mientras visitaba un centro de rehabilitación para presos en Arabia Saudita.

El centro es una parte clave del enfoque “suavizado” del país contra el terrorismo, que se basa en tratar de rehabilitar a los extremistas para que no cometan más ataques.

Brown habló con seis hombres en el centro, cerca de Riyadh, la capital, y estrechó la mano de dos detenidos que pasaron seis años en Guantánamo cada uno por sus presuntos lazos con Al Qaeda.

Ambos formaban parte del programa de rehabilitación de tres mil 200 individuos que dirige el Ministerio del Interior del país. Los detenidos viven en instalaciones de máxima seguridad con gimnasios y piscinas mientras los imanes les dan lecciones de un Islam moderado.

El centro tiene 100 clérigos, 50 trabajadores sociales y otros 30 especialistas.



Cuando se supone que los presos están rehabilitados, se les ofrece un trabajo y otra serie de ayudas para que se unan a la sociedad.

El doctor Abdel Rahman Hadlaq, que trabaja en las instalaciones, dijo que la estrategia se basa en romper los lazos de los detenidos con los radicales.

“Si nosotros no les apoyamos, otros les apoyarán”, dijo.

Juma al-Dossary, de 35 años, que lleva en el centro seis meses tras seis años en Guantánamo, dijo: “Nos han convencido de forma lógica”.

Al-Dossary dijo haber estado en “el sitio equivocado en un mal momento” y haberse aliado con los extremistas. Ahora está casado, a punto de tener un bebé y planea una carrera en el campo de la informática.

Ninguno de los seis hombres con los que se reunió Brown fue sentenciado por ningún crimen.

Las autoridades saudíes dicen que la estrategia ha demostrado un nivel de éxito del 80% al 90%, ya que sólo se han arrestado de nuevo a 35 hombres que abandonaron el centro.

Darán veredicto del caso de ‘secretario de prensa’ de Al Qaeda

Un jurado de soldados estadounidenses en el segundo juicio de crímenes de guerra en la base naval de Guantánamo en Cuba, llegó a un veredicto el viernes en un caso de un detenido yemení, a quien se acusa de ser el “secretario de medios de comunicación” de Osama bin Laden.

Sin embargo, el veredicto sobre los cargos de que el acusado fue una inspiración para quienes cometieron los ataques terroristas del 11 de septiembre no será anunciado sino hasta hoy, porque Alí Hamza al-Bahlul ya había regresado a su celda cuando se alcanzó el fallo, señaló el coronel de la Fuerza Aérea, Ronald Gregory.

El juez dijo al acusado que no se haría el anuncio del veredicto sin que él estuviera presente.

Los nueve miembros del jurado, que fueron previamente seleccionados por el Pentágono para que cumplieran esa función, deliberaron aproximadamente cuatro horas.

En el juicio, el acusado no se defendió después de calificar el procedimiento de “farsa legal”.

La fiscalía indicó que los violentos videos de propaganda de Al-Balhul ayudaron a inspirar los atentados del 11 de septiembre.

El detenido yemení también presuntamente ayudó a por lo menos dos de los secuestradores de aviones del 11 de septiembre para que llevaran a cabo su misión e instruyó a muchos otros terroristas con videos que creó como propaganda para Al Qaeda en Afganistán, indicó el mayor del Ejército Daniel Cowhig.

“El acusado gritaba a través de los medios de video, de la Internet y los DVDs que amaran la muerte y odiaran la vida”, indicó Cowhig, en sus declaraciones finales el viernes por la mañana en la aislada base naval estadounidense.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles