Weekly News

Alcanzan los demócratas mayoría en Senado de EU

5 de noviembre de 2008.

Los demócratas acrecentaron ayer su control en el Senado al desbancar a los republicanos Elizabeth Dole de Carolina del Norte y John Sununu de Nueva Hampshire y al capturar escaños que tenían republicanos en Virginia, Nuevo México y Colorado.

Con 29 de 35 contiendas senatoriales concluidas, los demócratas conquistaron al menos una mayoría de 55 sobre 45, incluyendo dos independientes que votan con los demócratas. Pero esperaban una victoria todavía mayor en un ambiente político que les favoreció a todas luces.

La senadora estatal Kay Hagan de Carolina del Norte, casi desconocida antes de su candidatura, derrotó a Dole, quien trabajó en el Gabinete de dos gobiernos republicanos y fue aspirante presidencial en 2000.

En Nueva Hampshire, la ex gobernadora demócrata Jeanne Shaheen superó a Sununu en una revancha de su contienda de 2002.

Los demócratas tienen ahora un endeble control de la Cámara por 51 contra 49, y sólo gracias al respaldo de los dos independientes.

Apoyados por las acciones intensas del candidato presidencial demócrata Barack Obama para registrar votantes y la movilización masiva de voluntarios para promover el sufragio en los estados más complicados, los demócratas avanzan hacia la consecución de la codiciada cifra de 60 escaños que les daría en el Senado una mayoría resistente a maniobras republicanas para obstruir la aprobación de propuestas.

Sin embargo, dirigentes de los dos partidos consideraron que esa meta de 60 asientos es difícil de alcanzar.

En dos contiendas en el Oeste del país, los representantes Tom y Mark Udall ganaron los escaños que ocuparon republicanos, ahora retirados. Tom Udall, hijo del ex secretario del Interior Stewart Udall, derrotó al representante republicano Steve Pearce para suceder al senador retirado Pete Domenici en Nuevo México.

Mark, primo de Tom e hijo del difunto representante Morris Udall de Arizona, ganó la curul de Colorado que tenía el republicano Wayne Allard, quien no buscó la reelección.

El ex gobernador demócrata de Virginia, Mark Warner, se enfiló a la victoria para ocupar un escaño senatorial que estuvo mucho tiempo en poder del republicano John Warner. No hay parentesco entre ambos.

El candidato vicepresidencial demócrata Joe Biden ganó otro mandato de seis años como senador por Delaware. El triunfo parecía dudoso cuando Obama ganó los comicios presidenciales.

En Carolina del Sur, el senador Lindsey Graham, un asesor cercano del candidato presidencial republicano John McCain, ganó para un segundo periodo, superando al demócrata Bob Conley.

Con la victoria de Warner en Virginia, los demócratas controlan ahora ambos escaños del Senado y la residencia del gobernador. Virginia normalmente vota por los candidatos republicanos en elecciones presidenciales, pero este año los demócratas vieron al estado como una de sus mayores promesas de triunfo.



Los demócratas tuvieron de su lado a los problemas económicos en el país, la impopular guerra en Irak y la fatiga de votantes luego de un Gobierno de ochos años del presidente George W. Bush para abultar la mayoría en la Cámara Alta, además de los seis escaños que ganaron en 2006.

La consecución de una mayoría de 60 curules no es un hecho todavía. Pero tener una mayoría de más de 55 escaños permitiría a los demócratas ejercer un control mucho mayor debido a que algunos republicanos probablemente se les unirían en los esfuerzos para romper en el Senado estancamientos sobre numerosas iniciativas de Ley y nombramientos judiciales.

...Y mantienen control del Congreso

Los demócratas aumentaron sus mayorías en las dos cámaras legislativas, lo que hará que a Barack Obama le resulte más fácil sacar adelante sus programas económicos y sociales.

En la Cámara de Representantes, los demócratas solidificaron su control de los estados del Noreste y ganaron terreno en el Sur. Desbancaron a media docena de republicanos que intentaban ser reelegidos y se quedaron con siete plazas dejadas vacantes por políticos republicanos que no se volvieron a postular. Los republicanos se apoderaron de sólo dos bancas demócratas, según los primeros resultados.

En la Cámara Baja estaban en juego las 435 bancas. Los republicanos tenían 199, contra las 235 de los demócratas. Una estaba vacante por la muerte de su titular.

Veintinueve republicanos decidieron no volver a postularse y los demócratas aspiraban a quedarse con al menos un tercio de esas plazas.

Los demócratas desbancaron a dos representantes republicanos de la Florida y a uno en Connecticut, y llevaban ventaja en una docena de contiendas.

En la Florida, los demócratas Suzanne Kosmas y Alan Grayson vencieron a los republicanos Tom Feeney y Rick Keller, mientras que en Connecticut el demócrata Jim Himes se quedó con la plaza del republicano Chris Shays, quien llevaba 22 años en la Legislatura.

Los demócratas se alzaron con 30 bancas en la Cámara de Representantes en 2006 y esperan ganar al menos una docena más en estas elecciones. No se descarta que al final de cuentas conquisten entre 25 y 30.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles