Weekly News

‘Una bola de fuego cayó del cielo destrozando todo’

5 de noviembre de 2008.

El empresario Sergio Lebrija nunca había visto caer una bola de fuego del cielo, y, menos, cuerpos calcinados esparcidos en el piso.

“De repente vimos cómo una bola de fuego cayó del cielo destrozando todo lo que estaba en la calle”, dijo.

A las 19:10 horas bajó de sus oficinas que se ubican en la esquina de Pedregal y Monte Pelvoux para ver asombrado lo que había sucedido.

El avionazo de ayer, en el que murieron al menos 8 personas -entre ellas el secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, y José Luis Santiago Vasconcelos, ex titular de la SIEDO-, convirtió al poniente del DF en un escenario de desolación.

En Ferrocarril de Cuernavaca y Pedregal, en la Colonia Lomas de Chapultepec, estaba el avión Learjet 45, matrícula XC-VMC, que al caer dejó totalmente calcinados a al menos 30 automóviles.

Los testigos sintieron una honda expansiva, otros apreciaron un “hongo”, otros pensaron que se trataba de un sismo Carlos López Fernández, actuario de una compañía aseguradora, comentó que primero creyó que había explotado un transformador, pues tras el estallido se fue la luz.

“Mi oficina se encuentra en el quinto piso de la Torre Esmeralda 3, en Ferrocarril de Cuernavaca, a 100 metros de Reforma. Escuché un estallido, como de un transformador, y se fue la luz, me asomé por la ventana y vi una fuerte llamarada”. En el asfalto quedaron restos humanos, trozos de vehículos y partes del avión.

“De repente te sales de la realidad porque empiezas a ver los restos humanos en todos lados, en los vidrios, paredes... manos, pies, cráneos... y es algo bien escalofriante”, describió Héctor Osorio, un joven que trabaja en la zona.

Comenzaron a llegar las ambulancias -llegaron a ser 25, de la Cruz Roja y Protección Civil- luego un centenar de oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública local comenzó a acordonar la zona.

Elementos del Cuerpo de Bomberos trataban de sofocar con abundantes chorros de agua las llamas que consumían los vehículos; una gran nube de humo gris se logró ver a gran distancia, al mismo tiempo que se percibía el olor a plástico quemado.

Informes de la Secretaría de Seguridad Pública local (SSP) indicaron que luego de que el avión se precipitó, alrededor de las 18:40 horas, impactó contra varios automóviles y explotó. La onda expansiva alcanzó otros vehículos.

“En una casa, que está en la esquina al lado del banco donde se estrelló la avioneta, estaba todo envuelto en fuego: los coches y los árboles”, comentó una mujer que pasaba por el lugar.

En su caída, el avión derribó transformadores de energía, lo que dejó a la zona en penumbras hasta las 21:20 horas, cuando la Compañía de Luz y Fuerza del Centro pudo restablecer la luz.

La zona fue acordonada, con alrededor de mil elementos de la Secretaría de Marina, Ejército, Policía federal y local, de la Procuraduría General de la República y de Protección Civil.

Prevén más de 15 muertos en tierra

Lomas de Chapultepec convirtió ayer en una zona de tragedia. Pese a que el saldo preliminar del Gobierno capitalino indicaba que al menos nueve personas murieron a consecuencia del accidente aéreo, más tarde la Policía del Distrito Federal estimó que las víctimas fatales podrían sumar más de 15 por la cantidad de restos que se encontraron esparcidos en el lugar.

El jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, informó que el percance dejó 40 lesionados, 7 de ellos muy graves. Los heridos fueron trasladados a la Cruz Roja de Polanco y a los hospitales Español, Rubén Leñero, Magdalena de las Salinas y Gea González. En el lugar quedaron 21 autos quemados de manera parcial y otros 30 que fueron consumidos totalmente por el fuego. Adentro de algunas unidades se encontraban los cuerpos de sus conductores.

De acuerdo con informes de la Secretaría de Seguridad Pública local, la explosión alcanzó cables de alta tensión, por lo que la zona quedó sin energía eléctrica hasta las 21:20 horas, cuando personal de Luz y Fuerza la restableció.

La zona fue acordonada en al menos 4 kilómetros a la redonda, con alrededor de mil elementos de la Secretaría de Marina, Ejército, Policía Federal y local, de la Procuraduría General de la República, de la capitalina y de Protección Civil.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles