Weekly News

Eriksson no tiene dudas

11 de noviembre de 2008.

“México va a jugar en (la Copa del Mundo de) Sudáfrica”, afirmó el técnico del Tricolor, el sueco Sven Goran Eriksson, quien en primera instancia quiere ganar el partido ante Honduras para borrar las malas actuaciones ante Jamaica y Canadá.

El próximo 19 juega la Selección Mexicana de futbol el último partido de la tercera fase de la ronda clasificatoria de la Concacaf, de visita ante la “Bicolor” en San Pedro Sula, y en dicho encuentro se definirá el pase al hexagonal del próximo año, mismo que otorga tres boletos y medio para Sudáfrica 2010.

A México le basta el empate para asegurar el pase al hexagonal, pero luego de las actuaciones ante Jamaica, que ganó 1-0, y Canadá, que empató 2-2, el estratega sólo piensa en el triunfo ante los centroamericanos para una reivindicación del cuerpo técnico y de los jugadores.

Al regresar de esos encuentros ante jamaicanos y canadienses, el estratega, y ayer lo recordó, habló de que los jugadores tuvieron miedo de atacar, específicamente ante los “Reggae Boyz”, por eso tiene en mente modificar esa actitud.

“Claro que todos queremos ver otro equipo, con otro espíritu contra Ecuador (en amistoso el próximo miércoles en Phoenix, Arizona) y Honduras. Trabajamos (en plural porque incluye a los integrantes del cuerpo técnico) mucho para esto, para jugar mejor”.

Aunque dijo que sí se dio cuenta de las críticas por esos partidos ante Jamaica y Canadá, comentó que eso ya quedó atrás y ahora “hay que cambiar el futuro, tengo que hacer que se juegue bien ante Ecuador y muy bien contra Honduras”.

Eriksson cree que sus futbolistas “deben jugar con la misma mentalidad como lo hacían en el Estadio Azteca que fuera, y de eso ya hablamos después del juego ante Jamaica y después contra Canadá y lo vamos a hacer en estos días”.

Cuestionado de si le preocupa el entorno que se vaya a dar en el partido ante los hondureños en San Padro Sula, respondió que “me preocupa el futbol (que deben desarrollar sus pupilos) porque tengo un equipo muy fuerte y sabemos que jugamos muy bien en casa, controlamos todo, defendemos y atacamos, sólo que también debemos hacer esto fuera de casa”.

Aseguró estar tranquilo, que no se siente presionado porque va definir su pase hasta en el último encuentro y de visita ante los hondureños. “Claro que yo quería resolver (el pase para el hexagonal) ante Jamaica o contra Canadá, por eso el partido ante Honduras es muy esperado”.

Según versiones periodísticas, si México queda eliminado el próximo 19 en San Pedro Sula se termina el contrato del sueco, pero Eriksson consideró que “no debo hacer público” el contenido del mismo, porque además nunca ha pensado que México no va calificar al Mundial. “México va a jugar en Sudáfrica”.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles