Weekly News

Entrega EU cajas negras del avion donde murio Mouriño

14 de noviembre de 2008.

El peritaje de las cajas negras del avión Learjet 45 accidentado el martes 4 de noviembre apunta a que el percance en el que perdió la vida el secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, y otros funcionarios federales, se trató de un “trágico accidente”.

El análisis del registro del funcionamiento de los instrumentos de aeronavegación, así como de las conversaciones en cabina fue entregado por Estados Unidos a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Hasta ahora, ninguna evidencia sugiere la posibilidad de un sabotaje o atentado en contra de la aeronave que se desplomó en las Lomas de Chapultepec. El secretario Luis Téllez tiene previsto para hoy dar a conocer más detalles del contenido de las cajas negras, aunque no representará una conclusión de la indagatoria.

En el mismo sentido, el embajador de Estados Unidos en México, Antonio Garza, señaló el miércoles que los expertos de su país no encontraron hasta ahora indicios de que el hecho haya sido consecuencia de un acto de sabotaje.

En un comunicado, el diplomático dio a conocer el regreso a EU del equipo del Comité Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés) que colabora con el Gobierno mexicano en la investigación y dijo que antes de partir el líder del grupo le comentó sobre los avances de los peritajes.

Alertan controladores por saturación aérea

Por otra parte, ayer se reveló que desde abril pasado, el Sindicato Nacional de Controladores de Tráfico Aéreo reportó fallas en los sistemas de radar del Centro de Control de Tránsito Aéreo de la Ciudad de México, Monterrey y Mérida.

Además, la organización advirtió desde hace más de cuatro meses riesgos por saturación en el espacio aéreo, toda vez que mientras se deberían autorizar de 45 a 56 operaciones por hora, por mala planeación y para cumplir con la demanda, en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) se autorizan hasta 80 despegues y aterrizajes por hora.

Raúl Campilla y Ángel Iturbe, presidente y secretario del Trabajo y Conflictos de la organización gremial, dieron a conocer que, entre otras fallas, los radares se apagaban, cambiaban la localización o simplemente habían dejado de funcionar en varias ocasiones.

Asimismo, advirtieron respecto del déficit de controladores en el aeropuerto capitalino, donde una sola persona controlaba una cantidad de aviones superior a la que establecen las normas.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles